null: nullpx
Orgullo Hispano

El mexicano detrás de la salsa de tomate más famosa del mundo

El mexicano Héctor Osorno es el encargado de asegurarse que la famosa salsa de tomate Heinz no pierda su sabor secreto.
10 Oct 2019 – 9:37 PM EDT

A Héctor Osorno lo conocen como el "maestro de la salsa de tomate". Duante años el olfato y sazón del mexicano ha sido el encargado de revisar minuciosamente que la fórmula de la salsa de tomate Heinz siga tan especial y deliciosa como la que hizo famosa a la empresa desde 1869.

Con la venta anual de más de 650 millones de botellas de salsa de tomate en el mundo entero, el trabajo del mexicano no es cosa cualquiera.

Osorno nació en México y se graduó como ingeniero químico de la Universidad Autónoma de Yucatán, antes de entrar a trabajar en Heinz hace más de 20 años. Su misión actual es asegurarse que cada lote de la cremosa salsa sea perfecta. "Soy obsesivo de hacer las cosas bien desde la primera vez", dice Osorno en entrevista con NPR.

Si bien la formula de la salsa Heinz varía ligeramente en Europa, ya que les gusta un poco más agria y picante que en Estados Unidos, el hispano se asegura personalmente que la materia prima que se usa en Estados Unidos haga justicia a ese sabor, color y consistencia que religiosamente consumen gran parte de los estadounidenses.

En Los Banos, California, donde se encuentra una de las dispensas agrícolas de Heinz, se cultiva el tomate 4707, una variedad patentada por la empresa tras largos años de investigación y desarrollo. Este tomate es mucho más espeso y menos jugoso que un tomate normal, lo que lo hace perfecto para la suculenta salsa de tomate.

En este lugar del valle de San Joaquín, Osorno tiene un laboratorio donde a diario prueba muestras de los diferentes lotes y plantas de la empresa. El objetivo, asegurarse que el puré de tomate, mezclado con azucar, vinagre y especias sea sin igual y siempre igual.

"Si detectamos algo que [las fábricas] no detectaron, les notificamos de inmediato", añade el mexicano, quien explica que al día realiza y prueba 18 lotes de salsa de tomate para asegurar que se mantenga la calidad.

Hoy día aproximadamente el 70% de la salsa de tomate que se vende en Estados Unidos es de la empresa que Henry J. Heinz fundó en Pittsburgh, Pensilvania hace más de cien años.

En la actualidad Heinz produce toda su salsas en dos plantas, una en Freemont, Ohio y la otra en Muscatine, Iowa.

Inventos hispanos que revolucionaron al mundo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés