Arrestos

Detienen al alcalde de Stockton por supuestas partidas de 'strip poker' con menores

Agentes federales habrían encontraron en su teléfono celular 23 fotografías y 4 videograbaciones que implican al alcalde en corrupción de menores durante un campamento en el que bebió alcohol con los jóvenes y jugó cartas para despojarlos de sus ropas.
4 Ago 2016 – 4:56 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El alcalde de Stockton, Anthony Ray Silva, fue detenido la mañana de este jueves acusado de varios delitos relacionados con menores que habrían ocurrido en un campamento de verano que él organiza para jóvenes de familias de bajos recursos.

Según la investigación realizada por el FBI, Silva, de 41 años, organizó una sesión de ‘strip poker’ en su dormitorio y en la que participó un grupo de menores de edad, entre ellos un adolescente de 16 años, a los que invitó a bebidas alcohólicas y grabó con su celular sin que lo supieran.


La filmación, que contiene principalmente audio, da a entender que los participantes en ese juego de cartas estaban desnudos y que no querían ser grabados.

Horas después de su detención, el alcalde Silva recuperó su libertad tras pagar un fianza.

En el teléfono del alcalde se hallaron 23 fotografías y cuatro vídeos tomados en el campamento juvenil Stockton Silver Lake Camp entre el 3 y el 9 de agosto de 2015, según un comunicado de la Fiscalía del Distrito del Condado de Amador.

Un testigo manifestó que el alcalde había instalado cámaras de vídeo en su dormitorio y en el Stockton Kid’s Club, una organización sin ánimo de lucro que realiza actividades educativas y recreativas para menores, desde 6 hasta 18 años.

Los investigadores hallaron otra grabación anterior correspondiente a una conversación mantenida entre Silva y un empleado de la ciudad de Stockton sin su consentimiento.

Los cargos contra el alcalde van desde la grabación de comunicaciones confidenciales hasta favorecer la delincuencia de un menor y dar alcohol a menores de 21 años.

El alcalde había estado envuelto en otro escándalo recientemente cuando una pistola de su propiedad y que le fue robada –pero no reportó de inmediato su desaparición- se utilizó para el asesinato de un niño de 13 años.


Más contenido de tu interés