null: nullpx
Adultos Mayores

Revisan protocolos para atender a adultos mayores durante emergencias en Puerto Rico

Al momento de las inspecciones de las instalaciones solo un 33 por ciento de los operadores cumplían con tener suministros de alimentos para 30 días. Esto, a pesar que es un requerimiento para la otorgación de la licencia de cada cuido u hogar de envejecientes.
28 Feb 2020 – 06:10 PM EST

La Comisión Especial para la Evaluación del Proceso de Adopción y el Trato de las Personas de Edad Avanzada en Puerto Rico, presidida por la representante Jacqueline “Jackie” Rodríguez Hernández, inició análisis de los protocolos y manuales de manejo de emergencias que el Departamento de la Familia (DF) tiene para atender emergencias que ponen en peligro a personas de edad avanzada que se encuentran en hogares o cuidos licenciado por dicha entidad gubernamental.

A la vista pública, realizada en el Centro Sor Isolina en Ponce, compareció Llelidza Santiago, directora de licenciamiento del DF, quien señaló que a pesar de que existe el protocolo de emergencia para la atención de los participantes de edad avanzada, que son participantes del Programa de Servicios a Adultos, los empleados tuvieron dificultades en la reubicación de las personas luego de la serie de sismos ocurridos entre el mes de diciembre y enero pasado. Esto, al encontrar que los operadores licenciados no se mostraron receptivos a entregar la custodia de los individuos que albergaban.

“El personal de la agencia confrontó serias dificultades para que se pudiera ejecutar las directrices, esto porque algunos operadores, con hogares sustitutos en las zonas de desastres se negaban a entregar los adultos mayores y adultos con impedimentos. En muchos casos en los que se llevó a cabo la reubicación, no entregaron ni medicamentos, ni pertenecías, ni artículos de aseo del participante y sus identificaciones o tarjetas del plan médico”, indicó Santiago al informar que hasta el 26 de febrero se reubicaron 276 personas. Esto, como parte del estudio de la Resolución de la Cámara 1703, de la autoría de la representante Lourdes Ramos Rivera.

Seguido, la presidenta de la Comisión Especial destacó, que “los adultos mayores son prioridad para mí, por esa razón estamos investigando la respuesta del Departamento de la Familia y de los establecimientos que los albergan luego de los recientes sismos. Reconozco el compromiso y la dedicación del personal del DF, sobretodo de la Región de Ponce, quienes aún en la emergencia y algunos con necesidades y sus familias dieron la milla extra con nuestros adultos mayores y su bienestar”.

Santiago, además, señaló a la representante Rodríguez Hernández, que los empleados fueron objeto de “insultos, amenazas y faltas a su dignidad profesional; fueron grabados en vídeo sin su consentimiento, sin embargo, continuaron haciendo su trabajo y cumplieron con el cometido de reubicación de nuestros viejos”. Asimismo, explicó que los operadores de los hogares presentaron señalamiento ante la Oficina del Procurador de Personas de Edad Avanzada (OPPEA), provocando se iniciara una investigación.

En cuanto al cumplimiento de abasto de alimentos, la funcionaria sostuvo que al momento de las inspecciones de las instalaciones solo un 33 por ciento de los operadores cumplían con tener suministro de alimentos para 30 días. Esto, a pesar que es un requerimiento para la otorgación de la licencia.

De igual forma, la directora de licenciamiento mencionó que la mayoría de las personas administradoras y dueñas de establecimientos del área afectada expresaron no tener los recursos económicos para contratar un ingeniero estructural para llevar a cabo la inspección estructural sugerida, por lo que la agencia contempla coordinar con el Colegio de Ingenieros el apoyo para inspeccionar todas las estructuras de los establecimientos para personas de edad avanzada y que se certifiquen que sean facilidades seguras.

Antes de finalizar la audiencia, Santiago sostuvo que tal y como ocurrió luego del paso de los huracanes Irma y María la agencia “tiene que afinar los procedimientos y tenemos que prepararnos mucho más de los que estamos. En el caso del Programa de Servicio a Adultos de la Administración Auxiliar a Personas de Edad Avanzada y Adultos con Impedimentos requerirá de más recursos económicos y humanos, planificación y revisión de manuales y con toda probabilidad reglamentación con mucha más rigurosidad de la que hasta el presente, la administración ha implantado”.

También te puede interesar


RELACIONADOS:Adultos MayoresSaludPuerto Rico

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.