Corrupción

Héctor Ferrer exhorta a Jaime Perelló a presentar su renuncia

El candidato a Comisionado Residente por el PPD respaldó la solicitud de David Bernier y dice que la petición de renuncia es“prudente, es razonable y es lo correcto”.
26 Ago 2016 – 5:47 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - El candidato a comisionado residente por el Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, endosó la petición que le hiciera el presidente del partido David Bernier al presidente de la Cámara de Representantes Jaime Perelló para que renuncie a la posición de dirigente del cuerpo.

Más aun, Ferrer se puso de ejemplo cuando atravesó una situación crítica en el 2012 y renunció a su escaño, posiciones de liderato en el PPD y retiró su candidatura a alcalde de San Juan.

Una situación de alegada violencia doméstica hizo que Ferrer saliera del panorama político del país en el 2012. El entonces portavoz de la minoría del PPD en la Cámara renunció al cargo electo tanto para atender una posible denuncia criminal como para no afectar políticamente a su partido. La querella nunca se materializó y Ferrer regresó al ruedo político.

Bernier, candidato a gobernador, no fue tan lejos y no le pidió a Perelló que renuncie a la reelección a representante, ni al escaño ni a su posición de liderato en el partido.

La solicitud de renuncia es “prudente, es razonable y es lo correcto”, indicó Ferrer a la agencia Inter News Service (INS) en el tribunal de San Juan, donde se aprestaba a litigar un caso del municipio de San Juan, del que es abogado.

Perelló está bajo fuego por sus relaciones estrechas con el convicto Anaudi Hernández Pérez y Hectorín Vargas, empresarios que configuraron un esquema de corrupción en el gobierno, entre ellos la propia Cámara. Los empresarios formaron parte de su comité de finanzas.

El administrador de Perelló en el cuerpo y su director de informática se declararon culpables en el caso de fraude. Y uno de ellos lo involucró al decir que lo presionó para que firmara el contrato fraudulento para montar un cuadro telefónico en la Cámara.

Ferrer levantó el asunto de que todos, excepto uno, de los vinculados con el fraude en la Cámara ya se han declarado culpables. El restante enfrenta juicio en estos momentos.

El candidato basa su exhortación en que hubo el esquema para apropiarse de fondos públicos en la Cámara, dijo Ferrer. “La relación del Presidente (cameral) con estas personas lo ponen ante la situación de tomar una decisión personal. Si su aspiración personal va por encima de la aspiración del partido y del país. Y lo correcto en este momento es dar paso a la petición que hace el presidente de que renuncie”.

INS publicó en exclusiva que el convicto federal de sobornar un juez, Lutgardo Acevedo, le dio una bolsa –presumiblemente con $45,000 en efectivo- a Perelló. Este aceptó el dinero, aunque alega que no sabe cuánto había en la Ziploc transparente.
El dinero se lo dio Lutgardo luego de un viaje en bote por Boquerón. Perelló nunca pudo justificar de donde provenía el dinero, que tampoco reportó al Contralor Electoral.

El contralor electoral Manuel A. Torres indicó a INS que no solo está pendiente al caso en el tribunal federal, sino que “colaboró con las entidades federales en el proceso investigativo que culminó en estas acusaciones”.
“Estaremos pendiente al proceso y si se desprendiera de la prueba que desfile en el caso que existen violaciones, procederemos conforme a la Ley 222-2011, según enmendada, que fiscaliza el financiamiento de campañas políticas en Puerto Rico", señaló el Contralor Electoral en declaraciones solicitadas por INS.

Para Ferrer la vara con la que se mide a los funcionarios es necesariamente distinta, es decir, más restringida que la que pueda requerir un tribunal.
“Y la percepción es que ya hay un acto delictivo cometido”, dijo el candidato, consciente de que que no hay acusaciones judiciales contra Perelló. “Yo pasé por algo similar, pero antepuse mi interés ante esa vara con la cual yo me mido, que va por encima de todo el mundo”, afirmó a INS.

Ferrer, por otro lado, vio como “normal” el espaldarazo de los representantes del PPD a Perelló, a pesar de la exigencia del presidente del partido y candidato a gobernador.

Rechazó caracterizarlo como un enfrentamiento politico entre ambos bandos. Mas bien prefirió utilizar categorías sicológicas asociadas a los traumas.
“Es un proceso de aceptación y negación, y luego de aceptación… es normal en la mente del ser humano”, reiteró.

Más:


Más contenido de tu interés