Funerales

Gobernador dice que su madre tenía muchas ganas de vivir

"Doña Delo" falleció este lunes a los 81 años de una afección pulmonar que la mantuvo hospitalizada por semanas. Fue sepultada en Coamo, cuna de la familia García Padilla.
16 Ago 2016 – 1:26 PM EDT

COAMO, Puerto Rico. - El gobernador Alejandro García Padilla participó este martes del sepelio de su madre, María de los Ángeles Padilla Passalacqua, de quien dijo que “tenía muchas ganas de vivir y peleó bastante”.

Luego del velatorio de Padilla en la Iglesia San Blas de su pueblo natal, Coamo, y una misa en la misma iglesia, se efectuó el sepelio de la mujer, conocida como "doña Delo" en el cementerio San Blas, también en el municipio del sur de la isla, al que acudieron los hijos de Padilla Passalacqua, fallecida este lunes a los 81 años debido a una afección pulmonar.

A los actos fúnebres llegaron también funcionarios, políticos, alcaldes, jefes de agencia y los exgobernadores Sila Calderón y Rafael Hernández Colón.

El gobernador García Padilla comentó de su madre que “ella nos fue esculpiendo poco a poco. Era una madre bien involucrada en nuestras vidas y procuraba que hiciéramos lo correcto”.

Agregó que “trataba de pulirnos en un proceso que no terminaba para ella. Decía que 'mientras sea hijo mío...”.

Además, reveló que “me inculcó mucho, como el respeto a los valores. Era muy cercana… No sufrió, pero tenía muchas ganas de vivir y peleó bastante. Fue una luchadora hermosa”.

Viuda desde 2005, la madre del mandatario murió en Santurce debido a una afección pulmonar que la mantuvo hospitalizada desde el pasado 25 de julio.

“Delo”, como cariñosamente la llamaba su familia y amigos, era la menor de dos hijas de Antonio Padilla Costa y Julia Passalacqua Rodríguez, coameños que le sirvieron al país desde distintas posiciones públicas.

En 1952 contrajo matrimonio con el comerciante Luis Gerardo García Sánchez (1924-2005) con quien procreó seis hijos: Antonio, Marisel, Luis Gerardo, Liliana, Juan Carlos y Alejandro.

De los hijos, tres de ellos se vincularon al servicio público: Juan Carlos García Padilla, alcalde de Coamo; Antonio García Padilla, expresidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR); y Alejandro García Padilla, gobernador.

Al momento de su partida se encontraba rodeada de todos sus hijos, quienes la acompañaron durante su enfermedad.

Más:


Más contenido de tu interés