null: nullpx
Junta de Control Fiscal

Gobernador de Puerto Rico adelanta prioridades ante la junta de supervisión fiscal

En un mensaje grabado al país, Alejandro García Padilla expuso lo que le ha solicitado al organismo que se reunirá por primera vez en Nueva York. Priorizó protección a las pensiones, los empleos y la Universidad de Puerto Rico.
29 Sep 2016 – 4:57 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- A solo horas de la primera reunión de la junta de supervisión fiscal que se llevará a cabo en Nueva York, el gobernador Alejandro García Padilla dio a conocer algunas de las peticiones que le hizo llegar al organismo que ya iniciará sus labores.

En su alocución, el Ejecutivo isleño dejó claras sus prioridades ante la profunda crisis económica que vive la Isla, además dejó claro que trabajar para que el organismo comprenda las necesidades fiscales y económicas del país.

“Para que Puerto Rico pueda acelerar su recuperación económica, el proceso que comienza mañana requerirá de todos los sectores desprendimiento”, dijo al inicio del mensaje grabado difundido a través de la página de internet de La Fortaleza y WIPR, televisora del Gobierno.

“Igual que la mayoría de ustedes, yo tampoco estaba de acuerdo con los excesos en los poderes otorgados a la junta, y con algunos de los nombrados a ella. Pero la verdad es que no teníamos alternativa. Lo habíamos tratado todo: la quiebra criolla, el apoyo del Tesoro federal, cambiar nuestra base tributaria, darle liquidez a nuestras corporaciones públicas… Lo tratamos todo”, dijo en su alocución.

Añadió que, “al final, teníamos que elegir entre aceptar la junta o perder la capacidad de proveer los servicios básicos de nuestra gente, como la educación, la salud y la seguridad. Tuvimos que aceptar la junta”.

García Padilla aseguró que le encomendó a su representante en la junta, Richard Ravitch que exponga a los demás miembros cuáles son las prioridades –o más bien expectativas- del pueblo puertorriqueño:

  • Proteger las pensiones de los retirados y los sistemas de Retiro
  • Proteger los empleos ya creados y los que etsán pro crearse. “ La Ley 7 fue una mala idea, devastadora para la economía y no podemos regresar a ella”.
  • Que se garantice la estabilidad de la Universidad de Puerto Rico (UPR). “El país depende de ella en pleno siglo XXI”.
  • Paridad en servicios de salud. “Justicia a los beneficiarios de Medicare. En Puerto Rico, 1.4 millones de personas dependen del Medicare”.

El Mandatario puertorriqueño aseguró que le hizo llegar a la junta supervisora nombrada en la Ley Promesa una serie de documentos “que demuestran con toda su magnitud la realdad que enfrentamos en Puerto Rico”. Entre ellos el Informe Kruegger y el Plan de Crecimiento Económico y Estabilidad Fiscal para Puerto Rico (o Plan Fiscal), además de un estudio “de las consecuencias de implantarse las clásicas medicas de austeridad como las impuestas por la Unión Europea a Grecia”, así como un calendario de trabajo.

Además, solicitó a la junta que intervenga en el pleito judicial que mantienen un grupo de bonistas que reclama al Gobierno el pago del dinero adeudado y que se encuentra ente la consideración del juez Francisco Besosa. “Le solicitamos a la junta que considere la posibilidad de intervenir en ese pleito para garantizar que se cumpla con ese elemento fundamental de la legislación aprobada para Puerto Rico”.

“Le estamos advirtiendo a la junta del peligro que se cierne sobre la salud, la educación y la seguridad tuya y del resto de nuestro pueblo si el Tribunal Federal accede a la petición de un grupo de acreedores de eliminar la protección temporera contra acciones de cobro de dinero”, agregó.

La junta de supervición financiera es producto de la Ley Promesa, un proyecto federal aprobado en junio que busca permitir a Puerto Rico reestructurar su deuda de casi 70,000 millones de dólares.

La junta tiene siete miembros, además del Gobernador de la Isla, que es miembro exoficio, que en este caso será representado por Ravitch, según designó Garía Padilla. El Ejecutivo describió al exvicealcalde de Nueva York como "la persona con más experiencia en estos procesos en todo Estados Unidos".

García Padilla solicitó a la ciudadanía unión en este proceso. Recordó que “la semana pasada colapsó de manera fortuita la luz y Puerto Rico mostró fortaleza como pueblo. Apelo hoy a ese espíritu solidario que nos distingue como boricuas. La historia nos ha enseñado que los tiempos de dificultades dan paso a transformaciones profundas”, sostuvo.

Los miembros de la junta de supervisión fiscal federal creada bajo la Ley Promesa anunciaron que la primera reunión de será mañana, viernes, en la ciudad de Nueva York.

Puerto Rico, un territorio no incorporado de Estados Unidos, está sumido en una recesión económica desde el 2006, y tiene una deuda de unos 68,000 millones de dólares (con un Producto Interno Bruto de unos 102,000 millones).


Más:


Más contenido de tu interés