Marihuana Medicinal

“Del punto al recetario”: serie especial sobre el cannabis medicinal en Puerto Rico

La industria de la marihuana medicinal aún no arranca en la Isla, donde más de 200,000 pacientes podrían beneficiarse una vez implementada.
10 Ago 2016 – 12:54 PM EDT

GUAYNABO, Puerto Rico . - Como muchos pacientes de enfermedades crónicas, Yvette Rivera y Narely Cortés siguieron las indicaciones médicas para tratar sus condiciones mediante tratamientos convencionales que no les funcionaron como esperaban.

Hoy encuentran el alivio en el consumo de marihuana medicinal mientras esperan que el reglamento sobre su uso, posesión, cultivo, manufactura, producción, fabricación, dispensación, distribución e investigación sea implementado en la Isla.

Mientras tanto, pacientes como Narely consiguen el producto de forma ilegal. "Me están haciendo ir al mercado negro y ése es nuestro reclamo, no queremos pasar por esto y queremos saber lo que estamos consumiendo", dijo en entrevista con Milly Médez para Los 6 de la Tarde (Univision Puerto Rico).

Narely, una veterana de las Fuerzas Aéreas, tiene múltiples condiciones de salud: artritis reumatoidea, fibromalgia, neuropatia e inicios del Mal de Parkinson.
Estaba de cama, en silla de ruedas, contó. “No era la calidad de vida que yo quería vivir”.
Usó varios tratamientos convencionales, pero optó por interrumpirlos por falta de resultados. "Los eché todos en una bolsa gigantesca...El cannabis funciona para mi", explicó.

Para Yvette, por su parte, utilizar marihuana significaba "arrebatarse", hasta que probó el cannabis medicinal. Ahora piensa que "si me va a sanar y es cannabis, pues eso es lo que hay", sostuvo la paciente de cáncer de seno quien combate así los efectos secundarios de las quimioterapias. Reconoció que lo más complicado del asunto era la falta de médicos que entendieran el tratamiento con cannabis.

El reglamento sobre el cannabis medicinal fue presentado en enero de 2016 y contiene una lista de enfermedades a las que le aplica el tratamiento, en su mayoría condiciones crónicas como el cáncer,el VIH, la enfermedad de Crohn, Fibromialgia, Migraña, entre otros. Su objetivo es ayudar y dar calidad de vida a personas que sufran de enfermedades crónicas y el principio de la implementación de esta nueva política pública del gobierno. Se adelantó que se permitirá su uso en pastillas, gotas, inhaladores, cremas, parchos, productos comestibles y flor de cannabis.

Ya hay al menos un médico certificado en la Isla para ofrecer el tratamiento.


Más:


Más contenido de tu interés