null: nullpx
Racismo

Starbucks se disculpa tras llamar a la Policía por dos hombres negros que no compraron nada

El video del arresto de dos hombres afroamericanos que estaban sentados en una mesa de un local de la cadena de venta café –sin comprar– se hizo viral y la polémica llevó a la compañía a emitir una disculpa pública. Por su parte, la Policía asegura que sus agentes no hicieron "absolutamente nada malo" al detenerlos.
14 Abr 2018 – 10:01 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Dos hombres afroamericanos que estaban en un Starbucks de Philadelphia sentados en una mesa sin haber comprado nada, quienes aparentemente esperaban a un amigo, terminaron detenidos por agentes de la Policía de esta ciudad tras una llamada al 911 de los empleados del local. El video del arresto se hizo viral y ha generado tal polémica que la compañía se disculpó este sábado con los afectados, mientras que el Departamento de Policía defendió a sus agentes involucrados en el incidente.

Imágenes que circulan en redes sociales muestran al menos a seis policías en la escena esposando a los dos sujetos y se escucha cuando un hombre blanco, identificado como Andrew Yaffe, dice que llegaba a encontrarse ahí con ellos y califica el arresto de "ridículo".

"¿Por qué les pidieron que se fueran?", dice Yaffe y acusa a los agentes de estar discriminando a los dos hombres por ser negros. Ambos fueron liberados en la madrugada del viernes porque no había cargos en su contra.

Una de las testigos del incidente publicó el video en su cuenta de Twitter, el cual ya superaba este sábado en la noche los seis millones de vistas.

Melissa Depino, quien posteó el video del arresto, aseguró que el personal de Starbucks llamó a la Policía porque los dos hombres no habían ordenado nada mientras esperaban a un amigo. En el texto que acompañan las imágenes, la mujer se pregunta por qué a los clientes blancos no les pasa esto cuando hacen lo mismo.

La respuesta de la Policía

A partir de ahí la indignación de las personas creció al punto que el Departamento de Policía de Philadelphia se vio obligado a dar su versión de los hechos.

El comisionado Richard Ross defendió la acción de sus agentes y dijo que estos "no habían hecho absolutamente nada malo", porque cumplieron con su obligación al responder una llamada en la que se les dijo que los hombres "estaban invadiendo propiedad privada" y se negaban a abandonar el local tras haberles pedido que lo hicieran.

En su explicación, Ross señaló que los empleados de Starbucks aseguraron que los sujetos habían pedido usar el baño, pero no se lo permitieron pues no habían comprado nada y eso hace parte de una política de la empresa.

El funcionario agregó que al llegar, los agentes les pidieron tres veces que abandonaran el lugar, pero ellos no quisieron, por lo que finalmente tuvieron que llevarselos bajo arresto, algo que describió como parte de sus funciones en un caso como este. "Si un negocio llama y dice 'alguien está aquí y ya no quiero que esté más en mi negocio, los oficiales tienen una obligación legal de desempeñar sus responsabilidades y eso fue justo lo que ellos hicieron", explicó Ross.

"Como un hombre afroamericano, estoy muy conciente de los prejuicios implícitos, estamos comprometidos a una política justa y sin prejuicios raciales", añadió.

La disculpa de Starbucks

Por su parte, Starbucks publicó más temprano, a través de su cuenta en Twitter, un mensaje en el que se disculpan con los dos hombres y señalan estar "decepcionados de que esto haya conducido a un arresto". Además, aseguran que están revisando las políticas de la empresa para que esta situación no se repita.

"Nosotros tomamos estos asuntos con seriedad y claramente tenemos más trabajo qué hacer cuando se trata de cómo resolver este tipo de incidentes en nuestra tienda", dice el comunicado.


La política de Starbucks por la que no prestan el servicio del baño a las personas que no sean clientes o no consuman nada en la tienda fue también defendida por el comisionado de la Policía, quien dijo que recuerda un incidente hace unos años en el que a un uniformado no le dejaron usar el baño por esa razón. "Al menos son consistentes con su política", dijo.

El alcalde de Philadelphia, Jim Kenney, afirmó que le pidió a la Comisión de Relaciones Humanas de la ciudad examinar las políticas de la compañía, "incluyendo el alcance de, o la necesidad de, entrenamiento de prejuicio implícito para sus empleados".

"Estoy desconsolado de ver a Philadelphia en los titulares por un incidente como ese que –al menos basado en lo que sabemos en este punto– parece ejemplificar cómo se ve la discriminación racial en 2018", señaló Kenney a través de un comunicado.

La abogada Lauren Wimmer, le dijo a The Philadelphia Inquirer que los hombres, a quienes no identificó, eran agentes de bienes y raíces que planeaban reunirse allí con un conocido para discutir de negocios. Ella se identificó como amiga del hombre con quien se iban a encontrar.

Un vocero de la oficina del fiscal del distrito dijo que los dos afectados fueron liberados por "falta de evidencia" de que un crimen hubiera sido cometido, pero se negó a dar más comentarios debido a que hay una investigación policial en curso.

Vea también:


Loading
Cargando galería
Cargando Video...
Hombre que le escupe a una persona de raza negra afuera de un Starbucks en Chicago: "Ponte en cuatro patas y no camines de pie"
Reacciona
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés