null: nullpx
Coronavirus

El asma no sería factor de riesgo para coronavirus, según estudio de la Universidad de Rutgers

En la investigación, publicada en The Journal of Allergy and Clinical Immunology, se indica que incluso el asma no ha estado entre las enfermedades con mayor riesgo de contagio de coronavirus.
7 Jul 2020 – 07:08 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Mitos más comunes sobre el asma

Loading
Cargando galería

FILADELFIA, PA- Si bien ciertas condiciones de salud se han relacionado con un mayor riesgo de complicaciones con el coronavirus, los investigadores de la Universidad de Rutgers dicen que el asma no está entre ellas.

"La edad avanzada y las afecciones como enfermedades cardíacas, presión arterial alta, enfermedad pulmonar obstructiva, diabetes y obesidad son factores de riesgo reportados para el desarrollo y la progresión de COVID-19", explicó el Dr. Reynold A. Panettieri Jr.,director del Instituto Rutgers de Medicina y Ciencia Traslacional.

"Sin embargo, las personas con asma, incluso aquellas con función pulmonar disminuida que están siendo tratadas para controlar la inflamación asmática, no parecen estar más afectadas por el SARS-CoV-2 que las personas no asmáticas”, añadió el investigador.

Las razones no están claras, agregó. Podría ser fisiológico o un efecto inesperado de los medicamentos esteroides utilizados para tratar el asma, una afección crónica que afecta los pulmones y requiere un tratamiento continuo.

Un ataque de asma ocurre cuando los pulmones se inflaman, constriñendo las vías respiratorias. Los síntomas de asma (dificultad para respirar, sibilancias, tos y opresión en el pecho) generalmente se desencadenan por alérgenos o irritantes que ingresan a los pulmones.

Al principio de la pandemia, se pensaba que las personas con asma eran más susceptibles a los casos graves de COVID-19, como otras personas con afecciones crónicas. Sin embargo, gran parte de los datos cuentan una historia diferente.

Un estudio que analizó a más de 1,500 personas encontró que los pacientes con asma COVID-19 no tenían más probabilidades de ser hospitalizados que aquellos pacientes sin asma.

Panettieri y sus coautores exploran las posibles razones en un editorial en The Journal of Allergy and Clinical Immunology.

La prevención tiene resultados


Un factor que sugieren es que las personas con asma han estado más atentas para practicar el distanciamiento social y seguir otras precauciones durante la pandemia de COVID-19. Según Panettieri y sus colegas, también hay evidencia de que las personas se adhieren a su régimen de tratamiento más de cerca para evitar brotes.

Menos tiempo al aire libre y alrededor de otras personas también podría reducir su exposición a los desencadenantes estacionales y otros virus respiratorios, no solo el SARS-CoV-2, mejorando su salud general, agregaron.

Otro factor podría ser la edad, dijeron los investigadores. Desde el comienzo de la pandemia, las personas mayores han sido consideradas las más vulnerables a los graves COVID-19.

El equipo de investigación señaló que la mayoría de los enfermos de asma son más jóvenes que aquellos con otras afecciones de alto riesgo. Sin embargo, las personas mayores con asma severa y aquellas con múltiples afecciones de salud aún pueden estar en mayor riesgo.

Hallazgos distintos


Según los investigadores de Rutgers, otros estudios sugieren lo contrario: que los esteroides en realidad empeoran la respuesta inflamatoria del cuerpo en una infección por SARS-CoV-2.

Antes de poder llegar a conclusiones definitivas, enfatizaron que se necesita más investigación para identificar las características de los pacientes con asma que desarrollan COVID-19 y determinar si los medicamentos que toman aumentan o disminuyen sus riesgos de enfermedad grave.

Otros expertos en asma están de acuerdo en que el vínculo entre el SARS-CoV-2 y el asma es más complejo de lo esperado y que se necesita más investigación. Una pregunta importante que debe abordarse es si ciertos tipos de asma ponen a una persona en mayor riesgo que los demás.

En un estudio, los pacientes con asma no alérgica, el tipo desencadenado por el ejercicio, el estrés y el clima frío, no los alérgenos, parecían más vulnerables, no menos. La teoría es que en estos pacientes, la expresión de ACE2 aumenta, mientras que en pacientes con asma alérgica los niveles de enzimas disminuyen.

Lo único que está absolutamente claro: todos los investigadores dicen que hay más preguntas que deben responderse para comprender realmente cómo interactúan el asma y el virus.

Cargando Video...
Toma tus precauciones y evita el asma
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:CoronavirusSaludInvestigaciónAsmaDiabetes

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés