null: nullpx

Administración Trump rechaza petición de Pensilvania de beneficios alimenticios adicionales

Más de 2 millones de residentes de Pensilvania, incluidos 630.000 niños, no tienen acceso confiable a comidas nutritivas adecuadas y viven en la inseguridad alimentaria todos los días. Según Feeding Pennsylvania, casi 1 de cada 20 residentes padecen inseguridad alimentaria.
14 Sep 2020 – 07:50 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El programa de distribución, conocido como “ EBT pandémica” , fue autorizado por la ley federal CARES en la primavera para ayudar a las familias cuyos hijos son elegibles para recibir comidas escolares gratuitas, y perdieron el acceso cuando la escuela en persona se detuvo abruptamente.

El Departamento de Servicios Humanos de Pensilvania había planificado distribuir 42 millones de dólares a los padres de unos 330.000 niños a finales de este mes, pero recientemente se enteró de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos había rechazado su plan.

“Esto es verdaderamente indignante”, dijo la secretaria estatal del DHS, Teresa Miller en un comunicado.

"Este es un momento desafiante para muchos estadounidenses, pero es reconfortante ver al presidente Trump y a nuestros compatriotas enfrentar los desafíos que enfrentamos para asegurarse de que los niños y las personas que enfrentan hambre sean alimentados", dijo el secretario de Agricultura, Sonny Purdue, en un comunicado.

Cargando Video...
Hispanos ayudando a hispanos en tiempos de pandemia

La EBT pandémica funciona como cupones de alimentos. El programa asignó a los padres $ 5.70 por niño por día de ausencia escolar, cargado en una tarjeta que los padres recibieron por correo. Los pagos realizados en la primera ronda del programa, que el DHS comenzó a enviar por correo a fines de mayo, les dio a la mayoría de los padres alrededor de $ 370 por estudiante.

En Filadelfia, Allentown y otros distritos de Pensilvania, todas las familias recibieron la ayuda porque todos los estudiantes reciben almuerzo escolar gratuito, independientemente de sus ingresos. Cualquier distrito donde al menos el 40% de las familias sean elegibles para almuerzo gratis o reducido puede solicitar una disposición de elegibilidad comunitaria que otorgue acceso a comidas gratis a todos sus estudiantes. En total, el estado distribuyó $ 300 millones en fondos de la Ley Federal CARES a los padres de casi un millón de estudiantes.

Los defensores del hambre dicen que la pérdida del programa EBT para la pandemia perjudicará de manera desproporcionada a las familias más necesitadas de Pensilvania, muchas de las cuales han luchado para alimentar a sus hijos desde marzo.

A medida que la nación enfrenta la pandemia de COVID-19, el acceso a necesidades esenciales como los alimentos es más importante que nunca para ayudar a mantener saludables a las poblaciones vulnerables y mitigar los riesgos de salud concurrentes.

Más de 2 millones de residentes de Pensilvania, incluidos 630.000 niños, no tienen acceso confiable a comidas nutritivas adecuadas y viven en la inseguridad alimentaria todos los días. Según Feeding Pennsylvania, casi 1 de cada 20 residentes padecen inseguridad alimentaria.

Los bancos de alimentos de Pensilvania suelen atender aproximadamente a 2,2 millones de personas al año, pero en los primeros tres meses de la crisis de salud pública, estos bancos de alimentos recibieron más de 5,5 millones de visitas. La crisis de salud pública de COVID-19 ha exacerbado la inseguridad alimentaria en casi toda nuestra comunidad. Antes de COVID-19, tres condados tenían una tasa de seguridad alimentaria del 13 por ciento o más. En la actualidad, 64 de 67 condados padecen al menos un 13% de inseguridad alimentaria y 32 condados padecen al menos un 16,5% de inseguridad alimentaria.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
Publicidad