null: nullpx
Atentado terrorista

VIDEO: Extrema seguridad en NYC tiene "nerviosos" a los turistas

Latinos tienen opiniones encontradas acerca de la vigilancia del NYPD.
22 Mar 2016 – 6:56 PM EDT

El despliegue de agentes antiterroristas y de policías con perros K-9 en puntos céntricos de la Ciudad de Nueva York, genera en algunos neoyorquinos una sensación de tranquilidad, mientras que otros se ponen nerviosos ante el "ejército de oficiales" que se ve en nuestras calles desde esta mañana, cuando se reportó el atentado mortal en Bruselas.

Según confirmó el alcalde Bill de Blasio, el Departamento de Policía tiene a 35,000 agentes vigilando la ciudad y “actuando como uno solo”, aunque “no existe una amenaza creíble ni específica contra Nueva York”.
A esos miles se suman 400 miembros de la Guardia Nacional que el gobernador Andrew Cuomo asignó para que reforzaran la seguridad en puentes, puntos vulnerables del estado de Nueva York y en los aeropuertos John F. Kennedy y LaGuardia.

Da la impresión de que hay un oficial del orden en cada esquina, lo que no todos califican como bueno.


“Los turistas están nerviosos y se preguntan qué tan segura es una ciudad que ha sido blanco del terrorismo”, dijo el salvadoreño Saúl Linares, quien trabaja desde hace un año como guía de turistas en Times Square. “El atentado en Bruselas tuvo un gran impacto en Nueva York, así como el de París. Los visitantes están ansiosos al ver un pelotón de policías resguardando la ciudad”.

De hecho, como parte del operativo de seguridad especial, 55 agentes del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York fueron destacados hoy en Times Square de forma permanente.


Aunque a los turistas les impacte, el colombiano Guillermo Peñarte, quien trabajó en las Torres Gemelas cuando ocurrieron los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, respaldó la amplia presencia policíaca en la Ciudad, pues disipa el temor de un nuevo atentado.

“Yo quiero ver a los policías vigilando con sus perros entrenados. Quiero saber que ellos están ahí listos para actuar”, comentó Peñarte, quien trabaja en un edificio cercano a la Zona Cero. “Siempre que ocurre una tragedia en el mundo, los neoyorquinos necesitamos que nuestro Departamento de Policía salga a las calles para sentirnos tranquilos”.
Parte del operativo de seguridad en la Ciudad implica la vigilancia en las entradas de las estaciones del metro, la revisión de bolsos y mochilas, y el registro de objetos sospechosos que pudieran transportar explosivos.



Con todo y eso, el miedo está presente. Contó el mexicano Onésimo Domínguez, quien entrega órdenes de comida en los edificios cercanos a Times Square, que “siempre que entro a un edificio pienso que algo puede pasar”.

“La policía tiene que blindar la ciudad después de un atentando como el de Bruselas. No puede bajar la guardia”, exigió.


El atentado en Bruselas, en el aeropuerto de Zaventem y la estación de metro de Maalbeek, dejó al menos 34 víctimas fatales y unos 200 heridos, según los reportes más recientes.

Más contenido de tu interés