null: nullpx
Elecciones 2016

Sin precedentes el operativo de seguridad para las elecciones presidenciales en Nueva York

Al ser la primera vez que ambos aspirantes a la presidencia de Estados Unidos aguardarán por los resultados en la Gran Manzana, tanto el alcalde Bill de Blasio como el comisionado del NYPD, James O'Neill, detallan un operativo que supera la vigilancia ofrecida al papa Francisco durante su visita. Conoce en qué consiste su plan de seguridad y qué vías se cerrarán.
7 Nov 2016 – 5:05 PM EST

MANHATTAN, Nueva York. - En la ciudad de Nueva York, la presencia policíaca durante las elecciones de este martes es como un juego de táctica y estrategia. Por un lado, habrá policías que procurarán el orden en los más de 1,000 centros de votación que hay a través de los cinco condados y, de otra parte, otros agentes estarán desplegados por el Jacob K. Javits Center Convention Center y el hotel New York Hilton Midtown donde los candidatos presidenciales Hillary Clinton y Donald Trump, respectivamente, tendrán sus eventos en la noche de elecciones.

"Por primera vez en la historia reciente, los candidatos a la presidencia de ambos partidos van a monitorear los resultados en Nueva York y llevarán a cabo sus fiestas en Midtown", detalló el comisionado del Departamento de la Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD), James P. O'Neill.

Ante ese reto, según O'Neill, el NYPD y el Servicio Secreto de Estados Unidos trabajan juntos "para proteger a la gente en estos sitios y minimizar el impacto en los neoyorquinos y manejar el tráfico afuera".

La vigilancia para esta ocasión supondrá entonces miles de policías en las calles como reiteraron autoridades de la ciudad este lunes en una rueda de prensa desde la subestación del NYPD en Times Square.

"Más de 5,000 policías estarán trabajando el día de las elecciones para asegurar la seguridad de los ciudadanos de Nueva York", explicó en español Carlos Gómez, jefe de departamento del NYPD, en un aparte con la prensa hispana al agregar que también habrá policías vestidos de civiles que, como expuso, están entrenados para detectar actividad sospechosa.

Aunque Gómez brindó esta cifra, O'Neill no apuntó hacia una cifra exacta. Solo se mantuvo en la presencia de miles de oficiales a través de la ciudad.


Gómez reiteró que la coyuntura de este martes supondrá mayor presencia policíaca que cuando el papa Francisco visitó el estado en septiembre de 2015 y los que se despliegan durante la celebración de despedida de año en Times Square.

“Les habíamos dicho que el nivel de vigilancia aumentaría desde el domingo que se extenderá hasta mañana (el martes) llevando a una presencia extraordinaria de policías del NYPD en puntos clave de la ciudad y durante el día de elecciones”, explicó el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, al detallar que esa vigilancia -así como la congestión vehicular- irá incrementándose a medida transcurra el martes, especialmente de cara a la tarde y la noche.

De Blasio subrayó que la policía local cuenta con apoyo federal y que la ciudad "nunca se sentirá intimidada" ante amenazas como la de un supuesto ataque de al-Qaeda.

El jefe de contraterrorismo del NYPD, James R. Waters, sostuvo que la amenaza de la que se supo el viernes “carece de especificidad y la credibilidad y la fuente de esa información continúa bajo investigación”. De acuerdo con Waters, no hay información nueva al respecto.

Waters también abordó las amenazas de ISIS a través de sus redes sociales para que sus simpatizantes interrumpan la votación en los centros electorales del país. “Estamos preparados para lidiar con cualquier situación como esa”, indicó Waters al decir que no les sorprenden ese tipo de amenazas pero que el año pasado, Nueva York no contaba con el 'Critical Response Command' (CRC) que supone 525 oficiales así como 800 agentes del 'Strategic Response Group'.

"Estamos enfocados en los grandes escenarios (Javits y el Hilton Midtown) pero también en los centros de votación de la ciudad. No vamos a permitir ningún tipo de intimidación a los votantes", afirmó, por su parte, De Blasio.

Cierre de calles

Este plan de seguridad incluye, además, el cierre de vías por los alrededores de los centros donde Trump y Clinton esperarán resultados y la clara anticipación de mucho tráfico.

"Si no tiene que manejar mañana (el martes) por Manhattan, no lo haga", recomendó el oficial Carlos Gómez.

El Jacob K. Javits Center Convention Center, en la calle 34 oeste y la Avenida 11, será el lugar en donde la candidata demócrata Hillary Clinton esperará los resultados en la noche de elecciones. Y a menos de dos millas de distancia de allí, el candidato republicano Donald Trump, tendrá su evento en el hotel New York Hilton Midtown, en la calle 53 oeste y la Sexta Avenida.

Por eso, a partir de este lunes en la tarde, habrá acceso limitado por la Avenida 11 entre las calles 34 y 40 oeste. Aunque Gómez precisó que intentarán mantenerlas abiertas lo más posible, desde el martes en la mañana tanto la calle 34 como la Avenida 11 -entre las calles 34 y 40 oeste- se cerrarán.

Asimismo, los alrededores de los hoteles New York Hilton Midtown y el Península confrontarán cierres: el Hilton Midtown por la calle 53 y 54 oeste por la Sexta y Séptima Avenida así como la calle 55 de la Quinta a la Sexta Avenida.

El área de la Torre Trump también se cerrará desde la mañana del martes mientras Trump se encuentre allí y cuando no, los policías tratarán de reanudar el tránsito vehicular, de acuerdo con Gómez.

Por otro lado, indicó que la sede del NYPD, One Police Plaza, estará activada con oficiales y agentes de sobre 50 agencias locales, estatales y federales que coordinarán sus operaciones durante la jornada del martes.

De acuerdo con Gómez, los policías uniformados asignados a los más de 1,200 centros de votación de la ciudad tendrán el apoyo de la Junta de Elecciones, supervisores del NYPD y abogados de cada condado para manejar cualquier situación que atente contra el ejercicio del voto.

Por otro lado, el jefe de Inteligencia del NYPD Thomas Galati dijo que aunque Clinton obtuvo permiso para un show de fuegos artificiales, el NYPD "piensa en este punto" que el evento se canceló. Galati no abundó en torno a ello.

O’Neill mencionó, a su vez, que en caso de que surjan manifestaciones -o fiestas- en torno a los resultados electorales, el NYPD está listo para atender los posibles escenarios.

Gómez anticipó, por su parte, que el equipo de contraterrorismo estará activado, las armas pesadas estarán a la vista por parte de agentes del CRC y otros equipos a través de la ciudad, y la unidad de perros detectores de explosivos también.

Cientos de policías se verán en unidades móviles, algunos los notarán en el tren y no deben extrañar las revisiones de bultos y paquetes en el sistema de transportación pública.

O'Neill y De Blasio reiteraron que la seguridad pública es "una responsabilidad compartida" al exhortar a los ciudadanos a que notifiquen a las autoridades de cualquier situación "que no se sienta bien" o llamar al 911. "Queremos recordarles a todos que si ven algo, digan algo", enfatizó De Blasio en sus tradicionales palabras en español durante sus ruedas de prensa.

Lea también:


Más contenido de tu interés