Donald Trump

Piden auxilio policíaco los dueños del restaurante mexicano en polémica con fans de Trump

Son múltiples las amenazas que han recibido luego de que Esther Levy denunciara que allí fue discriminada por apoyar al político republicano.
7 Jul 2016 – 2:28 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – Los hermanos Campos no niegan que sí se registró un incidente con la republicana Esther Levy en su restaurante “Cancún Inn”, en Sugar Loaf, Nueva York. Lo que varía es el relato.

Con el respaldo no sólo de los empleados del lugar, sino también de vecinos que durante 26 años los han apoyado, Israel y Julio Campos aclararon lo ocurrido, ante la ola de amenazas que están recibiendo desde distintas partes del país, en las que lo menos que les advierten es que se asegurarán “de que se regresen a México”.

Mientras tanto, en manos de la policía del pueblo de Sugar Loaf, localizado 60 millas al norte de Manhattan, ya está toda la evidencia y sus agentes atienden el caso.

Levy denunció que el pasado lunes fue echada del restaurante mexicano porque ella y su acompañante lucían en su vestimenta mensajes de apoyo al virtual nominado republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump.

“Nos pidieron que nos fuéramos de allí inmediatamente”, relató la mujer aún estremecida por el incidente. Sin embargo, en “Cancún Inn” recuerdan lo ocurrido de otra forma.

“Estaban siendo muy rudos con Kathleen”, reveló Holly, una de las meseras del lugar y testigo de lo ocurrido. Fue por ese supuesto mal comportamiento que se les pidió que salieran del lugar.

Emocionado hasta las lágrimas, Israel Campos todavía no puede entender lo ocurrido. Destacó que llevan 26 años sirviendo a la comunidad, “trabajando muy fuerte” y sin ningún tipo de polémica. “Aquí no hay odio”, aseguró.

Su hermano y también propietario, Julio Campos, aceptó que no le sirvió a Levy y a su acompañante las dos sangrías que ordenaron, porque la forma en que estaban actuando, alegó, no era digna. “No se las serví. Después fue que me fijé que tenían la camisa de Donald Trump”, dijo.

Añadió que cuando el acompañante de Levy comenzó a insultarlos, él sí les respondió que no se preocuparan por ellos, porque en las elecciones generales de noviembre, “va a ganar Hillary Clinton”.

Más contenido de tu interés