null: nullpx
Vivienda

Nuevas reglas harán más fácil que personas indocumentadas califiquen para vivienda asequible en la ciudad de Nueva York

Bajo las nuevas reglas, los solicitantes ya no deberán proveer sus números de seguro social o un número de Tax ID (ITIN), ni será necesario entregar o someterse a un reporte de crédito.
21 Ago 2019 – 12:05 PM EDT

La ciudad de Nueva York anunció este miércoles que aliviará las restricciones para solicitar la lotería de viviendas asequibles, lo cual haría más fácil que los inmigrantes indocumentados obtengan dicho beneficio.

Bajo las nuevas reglas presentadas por el Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda (HPD por sus siglas en inglés), los solicitantes ya no deberán proveer sus números de seguro social o un número de Tax ID (ITIN). Esto, debido a que ya no será necesario entregar o someterse a un reporte de crédito y en vez, podrán proveer evidencia de que pagan su renta a tiempo. Con estos cambios, la ciudad busca combatir la inequidad que existe en materia de vivienda asequible.

"Durante demasiado tiempo, las familias sin acceso al crédito se han enfrentado a barreras para conseguir la vivienda asequible que necesitan,” dijo el alcalde de Blasio en un comunicado. “Al permitir que los neoyorquinos envíen su historial de renta en lugar de verificar su crédito, estamos creando un sistema más justo para todos los neoyorquinos".

De acuerdo con el anuncio emitido por la ciudad, las nuevas políticas reducen las posibilidades de que se le niegue vivienda a un inquilino debido a un historial negativo de crédito, con la introducción de la opción para que los solicitantes proporcionen 12 meses de historial de pago de alquiler positivo en lugar de una verificación de crédito iniciada por el propietario.

Las normas también reducen el costo por solicitar un historial de de crédito, para coincidir con las nuevas leyes de renta del estado. Estas limitan el costo por una verificación de crédito a $20 por solicitud, y permiten que los solicitantes eviten los cargos por completo al proporcionar una verificación de crédito reciente al propietario.

La ciudad también ha ampliado el rango de tamaños de unidades de vivienda para las cuales los hogares pueden calificar, aumentando el número permitido de ocupantes por unidad, y eliminando la suposición de que las parejas casadas o domésticas comparten una habitación.

Estos nuevos estándares le dan más opciones de vivienda asequible a los neoyorquinos y pueden reducir los costos de vivienda para las familias al otorgarles más flexibilidad.

Las nuevas normas entran en vigor a partir de este miércoles, 21 de Agosto.

Te podría interesar:

Una familia mexicana de siete miembros vivía en medio de estas condiciones en Manhattan

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ViviendaVivienda Pública

Más contenido de tu interés