null: nullpx
Los Zetas

El jefe californiano de Los Zetas que sembró el terror en Guatemala y fue condenado a 40 años de cárcel

José María Guízar Valencia, originario de California, era un capo de alto nivel en el cartel de Los Zetas y operó ordenó varios actos violentos en su bastión, la frontera entre México y Guatemala. El gobierno dice que su grupo asesinó a un número incalculable de personas en esa región.
Publicado 18 Nov 2022 – 09:24 AM EST | Actualizado 18 Nov 2022 – 09:24 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Un narcotraficante nacido en California, que formó una facción independiente dentro del sanguinario cartel de Los Zetas, fue sentenciado el miércoles en una corte federal de Texas a 40 años de prisión por cargos de conspiración para traficar cocaína y lavado de dinero, informó el Departamento de Justicia.

José María Guízar Valencia, quien nació en 1979 en Tulare, tuvo su mayor auge en el mundo criminal tras la muerte y el arresto de los fundadores de Los Zetas en 2012 y 2013.

“Ha asumido el mando y control total de su propia facción de Los Zetas en la región sur de México”, advertía el Departamento de Estado cuando ofrecía una recompensa de $5 millones por su captura .


Guízar Valencia se instaló en la frontera entre México y Guatemala para controlar desde allí el tráfico de cocaína hacia Estados Unidos. Lo hacía de manera independiente al grupo más grande de Los Zetas, que entonces dirigía Omar Treviño Morales, alias ‘El Z-40’.

La facción de Guízar Valencia, a quien apodan ‘Z-43’, sembró el terror en Guatemala. En esos años ocurrió una de las peores matanzas atribuida a Los Zetas: sicarios decapitaron a 29 campesinos en una finca de cocos en el departamento de Petén, en la frontera con México, en junio de 2017.

Unos 200 pistoleros con uniformes tipo militar llegaron al lugar a bordo de camionetas, mataron a los agricultores, los desmembraron y con su sangre escribieron un mensaje en una pared “firmado” por un traficante apodado ‘Z-200’, según reportes de medios locales.

“Los Zetas, bajo el mando de Guízar Valencia, han asesinado a un número incalculable de civiles guatemaltecos durante la toma sistemática de la región fronteriza de Guatemala con México durante los últimos años”, señalaba el Departamento de Estado.

La caída del ‘Z-43’

El gobierno estadounidense señala que este capo californiano era responsable de supervisar la distribución de drogas, el tráfico de armas y el trasiego de dinero en efectivo. Al tiempo que aprobó los crímenes perpetrados por pistoleros del cartel.

Desde su bastión en Guatemala, este criminal coordinó el envío de varias toneladas de cocaína, pasando por el sur de México y hasta llegar a Coahuila. Posteriormente cruzaban la droga por la frontera y la llevaban a casas de seguridad en Texas, Virginia y otros estados de EEUU.

“Guízar Valencia también gestionó la recepción de millones de dólares obtenidos por la venta de cocaína en Estados Unidos, que se utilizaron para comprar armas de fuego” y más droga, según la Fiscalía.


Las autoridades mexicanas arrestaron a este narco en febrero de 2018 en la colonia Roma de la Ciudad de México y, más tarde, lo extraditaron a EEUU por acusaciones que fueron interpuestas en los Distritos Este y Sur de Texas y en el Este de Virginia.

En México lo consideraban uno de los principales generadores de violencia.

Dos de sus principales asociados también fueron atrapados en operativos separados. Se trata de William de Jesús Torres Solórzano, alias ‘Mario Ruiz Castillo’, ‘Comandante W’ y ‘Comandante William’; así como de Horst Walther Overdick Mejía. Ambos le ayudaban en el tráfico de cocaína desde Guatemala.

Torres Solorzano ya fue sentenciado a 40 años de prisión en EEUU.

Este miércoles, en la misma corte texana donde condenaron a Guízar Valencia, otro exjefe de Los Zetas, Francisco Hernández García, un mexicano de 53 años y apodado ‘El 2000’, recibió un castigo similar.

La acusación afirma que Hernández García fue durante un tiempo guardaespaldas de los hermanos Beltrán Leyva, quienes se separaron del Cartel de Sinaloa para fundar su propio grupo criminal.

Cuando los Beltrán Leyva se aliaron estratégicamente a Los Zetas, ‘El 2000’ cambió de bando. Fue detenido por policías mexicanos en enero de 2016 en su casa en Guasave, Sinaloa.

Los Zetas surgieron en 1999 como un grupo de militares desertores contratados para proteger al líder del Cartel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén. Una década después se constituyó como un cartel separado que operaba en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas.

Fueron los primeros en diversificar sus actividades criminales, incursionando en la extorsión a comerciantes, el robo de combustible, el tráfico de personas, los secuestros y otros delitos. Actualmente se dividió en células enfrascadas en luchas territoriales con el Cartel del Noreste y del Golfo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés