null: nullpx
Tiroteos

“No hay una amenaza creíble” contra la Ciudad de Nueva York o sus policías

El jefe del NYPD, William Bratton, y el alcalde Bill de Blasio, toman precauciones tras el tiroteo contra policías en Dallas.
8 Jul 2016 – 3:43 PM EDT

NUEVA JERSEY. – Los miembros del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York son responsables de velar por su seguridad y la de los ciudadanos durante las manifestaciones que su jefe, William Bratton, anticipó el viernes que habrá durante todo el fin de semana, tras el tiroteo ocurrido la noche del jueves en Dallas en el cual cinco agentes resultaron muertos y otros seis enfrentan heridas.

Esa balacera mortal se desató durante una marcha ciudadana en esta ciudad de Texas, en repudio a las muertes de dos ciudadanos afroamericanos a manos de policías de piel blanca. El martes, un video tomado por un testigo durante la intervención de las autoridades con Alton Sterling se viralizó en internet por la crudeza con el cual se muestra a un agente disparándole de muerte mientras intenta someter al hombre a la obediencia en Luisiana.

No habían transcurrido 24 horas cuando en Minesota, la compañera de Philando Castile transmitía en vivo, a través de Facebook, la detención que un oficial de seguridad les hizo. Jamás habría sospechado la mujer que esa transmisión terminaría registrando cuando el oficial le dispara de muerte a Castile, sin siquiera tomar en cuenta que había una menor de edad en el carro.

Los dos casos han desatado un sentimiento de indignación que con el paso de las horas se robustece en Estados Unidos y a nivel internacional.


Reveló el viernes el comisionado del NYPD, Bratton, que durante la semana habían recibido cerca de 17 amenazas, por parte de quienes están cansados de ser testigos impotentes ante el abuso policial.

Contextualizó que la situación es “normal” cuando ocurren este tipo de casos. Al igual que el alcalde de NYC, Bill de Blasio, aseguró que no existe una “amenaza creíble” contra el cuerpo de seguridad de encabeza. Sin embargo, reiteró que sólo ha implementado precauciones para evitar algún incidente que lamentar durante el fin de semana que su experiencia le anticipa será complicado por la cantidad de protestas que prevée.

Entre las medidas impuestas, Bratton especificó que ningún agente el NYPD está autorizado a patrullar solo.

Por otro lado, el alcalde De Blasio recordó a los ciudadanos que un ataque contra la policía es “un ataque contra todos”.

“En nombre de todos los neoyorquinos, envío el más sentido pésame a las familias de los fallecidos… Aunque no hay amenazas contra la Ciudad de Nueva York, estamos tomando medidas de precaución porque no vamos permitir que nada afecte nuestra fe en la democracia”, prometió De Blasio.

La noche del jueves, cuando en Dallas se vivían escenas de terror, en la turística zona de Times Square, en Manhattan, oficiales del NYPD arrestaron a 41 manifestantes, según confirmó Bratton el viernes.

Los arrestados, que junto a otros cientos de personas peregrinaban por la Ciudad exigiendo un alto al abuso policíaco, fueron detenidos por desobediencia civil, al obstruir el tránsito.

Más contenido de tu interés