null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

"Los miedos son reales" dice el Alcalde de Nueva York al prometer defensa a los residentes

Bill de Blasio recuerda que la ley que originó la tarjeta de identificación municipal incluye una disposición que permite que los datos recolectados de sus 850,000 beneficiarios sean borrados con el fin de protegerlos.
11 Nov 2016 – 5:39 PM EST

NUEVA YORK. - Toda orden que emita el presidente electo de Estados Unidos, Donald J. Trump, relacionada con el seguro de salud “Obamacare”, la práctica de Detención y cacheo ("Stop & Frisk"), los derechos reproductivos y los derechos de los inmigrantes indocumentados, será combatida por la ciudad de Nueva York, advirtió su alcalde, el demócrata Bill de Blasio.

En declaraciones emitidas el jueves en la alcaldía y viernes durante un encuentro temprano con la prensa, De Blasio ha reiterado que el neoyorquino Trump podrá proponer medidas y firmar órdenes, pero ninguna de ellas puede violar derechos constitucionales. "Cualquier orden que amenace la calidad de vida de los neoyorquinos será combatida", sentenció.

En específico De Blasio se refirió a las 'cinco acciones para restaurar la seguridad y el estado de derecho constitucional' que ha hecho públicas el equipo de Trump y que anticipan cortar el suministro de fondos federales a los programas de ciudades santuario, que no requieren información migratoria a las personas que solicitan servicios.

“No soy abogado, pero Donald Trump no puede cambiar la Constitución. Él puede cambiar algunas las leyes federales, pero la Constitución protege los derechos de los municipios”, expresó De Blasio.

A sus constituyentes, les confirmó que "los miedos (ante las medidas que pudiera anunciar Donald Trump) son reales. Pero, tenemos la responsabilidad de proteger a la gente". Recordó que "mucho de lo que hace esta Ciudad no depende de lo que Washington hace”.


En cuanto a los 850,000 usuarios de la tarjeta de identificación municipal, el alcalde De Blasio aseguró que su información está protegida. Dijo que la base de datos de los beneficiarios (sus nombres, direcciones y fechas de nacimiento) está asegurada en servidores y que sólo personal de recursos humanos designado tiene acceso a ella.

El Alcalde explicó que para solicitar la tarjeta no se exige presentar evidencia de la situación migratoria, por lo que se desconoce cuántos de los 850,000 residentes de la ciudad que la tienen son indocumentados.

De Blasio aseguró que hasta el momento ni Donald Trump ni su equipo han solicitado acceso a esa base de datos ni la han mecionado. No obstante, recordó a los ciudadanos que la ley que originó ese documento incluye una disposición que permite que los datos recolectados de sus beneficiarios sean borrados al finalizar el 2016.

Aunque varios medios han publicado que el Alcalde borrará esa base de datos, lo cierto es que De Blasio no descarta esa posiblidad, pero es algo que será evaluado a su tiempo, reiteró en las pasadas horas.

El Alcalde progresista ha dejado claro que su equipo está en comunicación con el de su constituyente recién electo presidente, para concertar una cita, que hasta el momento no se ha logrado. Tras esa conversación, De Blasio y sus asesores contarán con un panorama más claro sobre cúal será la estrategia para impedir retrocesos en la ciudad de Nueva York.

Bill de Blasio insistió en que los residentes de la ciudad de Nueva York deben confiar en que no sacrificará “al medio millón de personas (indocumentadas) que residen en nuestra ciudad, que forman parte de nuestra comunidad. Nosotros no vamos a separar familias… así que haremos todo lo necesario para resistir cualquier intento”.

Vea también:

Más contenido de tu interés