null: nullpx
Explosiones

Líderes musulmanes de Nueva York y Nueva Jersey condenan los actos del "extremista" Rahami

“Aquéllos que cometen crímenes en nombre de Alá no son musulmanes, son extremistas”, dijo Badrul Khan, líder religioso de Queens y amigo del imán asesinado Maulama Akonjee.
23 Sep 2016 – 8:16 PM EDT

QUEENS, Nueva York.- Los líderes religiosos de la comunidad musulmana de Nueva York y Nueva Jersey rechazaron “los actos en contra del islam” de Ahmad Khan Rahami, el presunto autor de los bombazos en Manhattan y Seaside Park.

Aunque Rahami rezaba a Alá para que no lo alejara del yihad, según su diario citado por documentos de corte, los vecinos del joven de 28 años dijeron que no era tan religioso como su padre, lo que confirmó Nawaz Sheikh, presidente de la mezquita Muslim Community Center of Union County (MCCUC).

Sheikh dijo que Mohammad Rahami, padre de Ahmad Khan, acude regularmente a la mezquita desde hace seis años.

“Tal vez (Ahmad Khan Rahami) vino a la mezquita, no lo sé, no lo vi. No lo conocí nunca. Mohammad nunca habló de él o de sus otros hijos con nadie”, dijo Sheikh en una entrevista telefónica. “No sabíamos que Mohammad tuviera problemas. No es alguien que hable de sus problemas, pero estamos muy apenados por él y por su familia. Todo lo que sabemos hasta ahora es lo que hemos visto en las noticias”.

Los documentos incautados por el FBI establecen que Rahami tuvo motivaciones religiosas, pero AbdurRazzaq Abu Sumayyah, líder religioso de Union City, Nueva Jersey, precisó que "existe una profunda diferencia entre un musulmán que obedece la palabra de Dios y un hombre de pensamiento radical que la distorsiona y la usa para el mal".

"El islam no abraza la violencia y el terror, por el contrario, rechaza todo acto de crueldad”, sentenció Sumayyah.

Ken Abuassab, organizador de la American Arab Civic Organization and Muslim Community, también condenó los "actos detestables" de Rahami.

“El que mata a una persona, es como si hubiera matado a toda la humanidad. Y el que salva una vida, es como si hubiera salvado a toda la humanidad, es lo que dice el Corán”, dijo Abuassab. “Nosotros, como musulmanes estadounidenses, condenamos las acciones maliciosas y perjudiciales tomadas por este individuo (Rahami). De ninguna manera sus acciones representan lo que los musulmanes somos o lo que es el islam”.

Abuassab dijo que la comunidad musulmana, a diferencia de Rahami, práctica y propaga valores como la paz, misericordia, tolerancia y amor.

"Estamos preocupados"

Badrul Khan, asesor principal de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid, en Ozone Park, Queens, dijo que "aquellos que cometen crímenes horrendos en nombre de Alá no son musulmanes, son extremistas”.

“Nuestra fe ensalza la paz, es por eso que los actos de hombres como Rahami van en contra del islam”, expresó.

Los amigos de Badrul Khan, el imán Maulama Akonjee y su colaborador Thara Uddin, fueron asesinados el 13 de agosto cuando caminaban a sus hogares después de orar en la mezquita Al-Furqan Jame. El hispano Oscar Morel está acusado de la doble ejecución, que no fue clasificada como un crimen de odio por la policía.

Tres semanas después en el vecindario de Jamaica Hills, la abuela musulmana Nazma Khanam fue fatalmente apuñalada por el colombiano Yonatan Gálvez durante un intento de robo, según el reporte policiaco.

Para Khan, los incidentes son “un claro aumento de ataques en contra de musulmanes en Nueva York”.

Emirjeta Xhelili, de origen albano, fue acusada de varios cargos de crímenes de odio por atacar a dos mujeres musulmanes en Brooklyn, a principios de septiembre. Pocos días después, en la víspera del 15 aniversario del 11-S, un hombre prendió fuego a la blusa de una turista musulmana frente a una boutique en la Quinta Avenida, pero la policía investiga el caso como un asalto.

“Ahora estamos preocupados de que más musulmanes inocentes sean blanco del odio. Mis amigos (Akonjee y Uddin) murieron por el odio (…) musulmanes y no musulmanes somos víctimas de la violencia y el terror”, sostuvo.

James Sues, presidente ejecutivo del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR) capítulo Nueva Jersey, enfatizó que “hay quienes han pervertido el islam” en la búsqueda de sus propias ambiciones.

“Condenamos los actos de violencia como estos (los estallidos en Chelsea y Seaside Park) ya que son completamente contrarios a las enseñanzas de nuestra fe”, escribió en un correo electrónico. “Al mismo tiempo, pedimos que los políticos estadounidenses no explotan incidentes como estos para sus propio beneficio. Los musulmanes estadounidenses son respetuosos de la ley y ciudadanos productivos que no deben ser estigmatizados por las acciones de unos cuantos”.

Sues dijo que “los musulmanes estadounidenses, al igual que todos los estadounidenses, rechazan el extremismo y la violencia”.

“Nuestra nación es más segura cuando permanecemos unidos y rechazamos el alarmismo y la culpa por asociación, que a menudo sucede después de este tipo de ataques”, agregó. “La comunidad musulmana de Nueva York, Nueva Jersey y Minnesota se mantiene unida a medida que tratamos con el fenómeno preocupante del terrorismo doméstico”.

Llamado a la paz

Los líderes musulmanes de Nueva Jersey y Nueva York se unirán el domingo 25 de septiembre para hacer un llamado a la unidad y la tolerancia durante The Muslim Day Parade Street Fair. Sumayyah dijo que la conmemoración es una “ semilla de paz plantada para germinar en un momento de tensión, dolor y miedo”.

El festival iniciará con un rezo a las 12:30 de la tarde en la calle 38 oeste y Madison. Más tarde, los líderes musulmanes hablarán a la comunidad.

Vea también:


Más contenido de tu interés