Leyes y Prohibiciones

Las manzanas podridas de la avenida Roosevelt en Queens pagarán 10,000 dólares de multa

El senador estatal José Peralta presentó un proyecto de ley que, entre otras disposiciones, aumenta las penalidades contra los dueños de negocios que ofrecen servicios sin tener la licencia requerida.
29 Ago 2016 – 6:18 PM EDT

QUEENS, Nueva York.- Los bares clandestinos a lo largo de la avenida Roosevelt están en la mirilla de los funcionarios electos y líderes comunitarios de Queens. El senador estatal José Peralta planea limpiar la zona de los “malos elementos”, con leyes y penalidades más severas para los negocios que violen las reglas de la licencia de cabaret.

Peralta, quien cuenta con el apoyo de la Junta Comunitaria y la Asociación Latina de Bares, Restaurantes y Salones, presentó un proyecto de ley que autoriza al Departamento de Asuntos del Consumidor (DCA) emitir multas de hasta 10,000 dólares por cada violación a las normas de la licencia de cabaret, así como la suspensión del permiso por 60 días.

La multa también se impondría a los negocios que operen un cabaret sin licencia. La propuesta de ley permitiría al DCA considerar las violaciones cuando un establecimiento intente renovar o solicitar una licencia de cabaret y rechazar cualquier nueva solicitud o renovación que represente un impacto negativo en el vecindario.

“La Junta Comunitaria seguirá teniendo peso en la aprobación de una licencia de cabaret, pero con esta legislación, la Ciudad tendría más injerencia para regular y vigilar a los negocios que operan fuera de la ley”, dijo Giovanna Reid, gerente de distrito de la Junta Comunitaria 3.

Un año sin licencias

Peralta pidió a la Autoridad de Licor del Estado de Nueva York (SLA), que frene la expedición de licencias a los nuevos clubes nocturnos que buscan establecerse a lo largo de la avenida Roosevelt. El senador también quiere que la agencia imponga una moratoria de un año a la nuevas solicitudes.

“Los bares y restaurantes que respetan la ley pueden ser un buen lugar para disfrutar de la vida nocturna en Jackson Heights. El problema es que hay demasiados negocios en la misma área”, explicó Peralta en una conferencia de prensa el lunes, en la intersección de la calle 78 y la avenida Roosevelt. “Después de las 9:00 de la noche el vecindario se transforma en lugar ruidoso y los residentes no pueden tolerarlo más”.

Existen 104 negocios registrados con licencia para vender alcohol en sólo 20 cuadras a lo largo del corredor, entre las calles 74 y 114, según Peralta. De esos, sólo seis tienen licencia de cabaret, pero la oficina del senador detectó al menos 15 establecimientos que ofrecen servicios de forma clandestina.

El funcionario dijo que entre las calles 74 y 82 ocurren la mayoría de violaciones a las normas de SLA.

“Nueve de cada 10 constituyentes que se quejan de la situación en la avenida Roosevelt son latinos. No pretendemos endurecer las leyes para gentrificar el vecindario, como plantean algunos grupos”, dijo Peralta. “Presentamos estrategias para limpiar el corredor sin afectar los negocios que están en regla”.

Comisión de vigilancia

Peralta anunció que presentará una legislación para crear una comisión de 11 miembros para limpiar la avenida Roosevelt de la prostitución, pandillas, falsas agencias de empleo y la venta de drogas y documentos falsos.

El grupo, que tendrá una vida útil de cinco años, estará integrado por miembros de las juntas comunales 3 y 4, comerciantes y funcionarios de los departamentos de Sanidad, Salud, Bomberos y SLA.

“Cuando un negocio opera fuera de la ley, los que respetamos las reglas somos directamente afectados”, dijo Arelia Tavares, directora ejecutiva de la Asociación Latina de Bares, Restaurantes y Salones. “Cada incidente violento en un negocio clandestino resulta en multas y la intervención policial para los negocios vecinos. Somos víctimas de los disturbios”.

Tavares dijo que el senador cumple con su labor de legislar en respuesta al reclamo de sus residentes, pero depende de las instituciones que se cumplan las leyes.

“La comisión es importante porque así podemos trabajar con los departamentos para acabar con las malas manzanas en nuestras calles. La comunidad está cansada de la ilegalidad en la Roosevelt”, sostuvo.

‘Bailaderos’ en la mira

El senador José Peralta dijo que las propuestas de ley se enfocan en los bares que operan sin licencia, específicamente en los lugares conocidos como bailaderos, en donde generalmente las mujeres cobran 2 dólares por cada canción que bailan.

Tres propietarios de bailaderos en la avenida Roosevelt declinaron hacer comentarios acerca de las propuestas de ley de Peralta, pero una empleada que pidió ser identificada como Sandra se defendió con el argumento de que es “una bailarina no una prostituta”.

“Es un trabajo como cualquier otro del que depende mi familia. No es un crimen ganar dinero por bailar en un bar, soy digna de respeto y quiero que mi derecho al trabajo también sea respetado”, comentó la mujer, de unos 25 años. “Cerrar estos negocios es quitarnos el trabajo. ¿Qué opciones nos darán los políticos para ganarnos la vida? ¿Ellos pagarán mis cuentas?”.

Vea también:


Más contenido de tu interés