Asesinatos

Hallan en Long Island, una zona asolada por la MS-13, los restos de joven que había desaparecido hace tres meses

Ángel Soler desapareció el 21 de julio y, tres meses después, la policía del condado Nassau confirmó que los restos que aparecieron el jueves pasado en una zona boscosa de Roosevelt son los suyos.
23 Oct 2017 – 12:47 PM EDT

Ángel Soler tenía 15 años y llegó a Long Island huyendo de las pandillas en su natal Honduras, recogen medios locales. Cuatro años después de llegar a Long Island, Nueva York, los restos de Soler aparecieron este jueves en un condado afectado por la violencia de la pandilla Mara Salvatrucha.

Había desaparecido el 21 de julio y, este domingo, la policía del condado Nassau confirmó que los restos que aparecieron en una zona boscosa de Roosevelt son los suyos. La última vez que fue visto, Ángel salía de su residencia en Roosevelt a bordo de una bicicleta y, según detectives, se cree que se dirigía a un lugar desconocido en Hempstead.


"Vas a ser el próximo, perro, así que prepárate, perro, y de una”. Así lee el mensaje que el joven hondureño recibió antes de desaparecer, había indicado a Univision Noticias Supaya Soler, la madre de Ángel.

Soler sospecha que el mensaje que recibió su hijo –y al que tuvo acceso a través de una persona con quien Ángel lo compartió– provino de las pandillas. Pero aseguró a Univision Noticias que no tiene certeza de cuál fue.


Soler sabía que las autoridades realizaban una búsqueda en el área de Roosevelt luego de que el Departamento de Seguridad Nacional recibiera la llamada de "una persona de interés" que apuntaba a que allí había restos humanos. "Lamentablemente es su hijo", un oficial le dijo al teléfono al confirmar este domingo que esos restos eran los de Ángel.

La madre del joven trabaja en labores de cocina y emigró a Estados Unidos hace diez años para tratar de darle una mejor vida a Ángel, el único hijo que tenía en ese entonces. Se asentó en Long Island, un área de Nueva York que ha sido golpeada por la violenta Mara Salvatrucha o MS-13. Y, hace cuatro años, trajo a su hijo.

Ángel tenía dos amigos, contaba su madre, que desaparecieron en Long Island hace un año. Su madre reconoce que el joven había estado "muy nervioso" el jueves y viernes antes de desaparecer.

Aún se desconocen las causas de la muerte del joven hondureño. "El caso todavía está bajo investigación y nuestros detectives están analizando todas las avenidas en torno a la causa de muerte (de Ángel) y a quién se le puede atribuir", dijo el comisionado interino de la policía de Nassau, Patrick Ryder, a Newsday.

La policía del condado de Nassau ha contabilizado cuatro asesinatos perpetrados por la MS-13 desde enero de 2016. El condado de Suffolk registra, por su parte, al menos 17 víctimas de esta pandilla.


En fotos: La estela de duelo y muerte que ha dejado la Mara Salvatrucha en Long Island

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés