null: nullpx
Explosiones

El NYPD interroga a un hispano en relación con la explosión en una casa de El Bronx

Julio Salcedo, presunto responsable del alquiler de la residencia, fue detenido en Nueva Jersey. Mientras tanto, en la ciudad de Nueva York las banderas ondean a media asta por el capitán de bomberos Michael Fahy, herido de muerte en este incidente.
27 Sep 2016 – 12:43 PM EDT

NUEVA YORK. - El comisionado del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD), James O’Neill, confirmó en una conferencia de prensa este martes en la mañana que recientemente habían comenzado una investigación en el sector de Kingsbridge, en El Bronx, donde a las 7:30 de esta mañana se produjo una explosión que cobró la vida del capitán de bomberos, Michael Fahy.

“Hace unas semanas recibimos información y estábamos en la etapas iniciales de una investigación de ese lugar para determinar si se trataba de una casa en la cual se estaba cultivando marihuana”, sostuvo O’Neill, quien declinó ofrecer más detalles sobre la pesquisa.

“El jefe de detectives del NYPD, Robert Boyce y su equipo están a cargo de la investigación y actualmente recopilan evidencias en la escena”, despachó el Comisionado, que reconoció que la residencia estaba bajo alquiler.

Entrada la noche del martes, la policía confirmó que detuvo en Nueva Jersey a un ciudadano, identificado como Julio Salcedo, quien presuntamente paga el alquiler la residencia en la que se reportó el estallido.

"Un día triste y trágico"

Por su parte el comisionado del cuerpo de Bomberos de la ciudad de Nueva York (FDNY), Daniel A. Nigro, lamentó la pérdida del capitán Fahy, a quien describió como "una estrella en asecenso", con 17 años de servicio.

Relató que aunque no conoció a Michael Fahy, sí trabajó con su padre Tom, quien también formó parte del FDNY.

Nigro y alcalde de la Ciudad, Bill de Blasio, estuvieron junto a la familia Fahy en el hospital presbiteriano Allen, donde fue declarado muerto. El jefe de los bomberos detalló que el capitán falleció a causa de los golpes que recibió cuando gran parte del techo de la estructura salió disparada hacia la calle, durante el estallido.

De acuerdo a los datos preliminares que pudieron ofrecer, a las 6:20 de esta mañana los miembros del batallón 19 del FDNY se movilizaron a la residencia, localizada en el 300 Oeste de la calle 234, en Kingsbridge, tras recibir una denuncia de un ciudadano que alegó que había un fuerte olor a gas.

Empleados de la empresa ConEd se trasladaron a la escena y los bomberos, comandados por Fahy, se encargaron de aislar la zona y desalojar a los ciudadanos que pudieran estar cerca de un posible estallido.

Dentro de la residencia que explotó había una persona pero ésta logró salir. Cuando ya estaban todos en la calle, una hora después de la llamada inicial, fue que se produjo la explosión. Tanto Nigro como O'Neill se remitieron a la denuncia inicial, de que se trataba de un escape de gas, pero advirtieron que están esperando los resultados de la pesquisa en el lugar que son los que determinarán qué fue lo que realmente la provocó.

Fahy, a quien le sobreviven su esposa Fiona y sus tres hijos; Michael, de 11 años, Anna y Cormac, de 8 y 6 años respectivamente, fue la única víctima mortal.

En total, dijo Nigro, hubo 12 heridos por los escombros que salieron disparados de la casa. Dos de ellos son empleados de ConEd, otros dos son vecinos del lugar y el resto son oficiales de la policía y del cuerpo de bomberos. Ninguno de ellos, aseguraron las autoridades, sufrió golpes de gravedad.

Vea también:


Más contenido de tu interés