Terrorismo

El alcalde De Blasio y el jefe del NYPD advierten sobre riesgo frente a los terroristas

Ambos pidieron al Congreso que “deje de jugar a la política” y asegure la financiación del programa UASI, con el se pagan las armas de alto calibre de los oficiales que custodian los puentes, aeropuertos y trenes subterráneos, entre otros lugares de alto perfil.
18 Ago 2016 – 10:03 AM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- La Ciudad de Nueva York “podría ser menos segura” debido a los posibles recortes presupuestarios de los programas federales para el combate del terrorismo, advirtió el alcalde Bill de Blasio en una conferencia de prensa en un puesto de vigilancia del NYPD en el bajo Manhattan.

El alcalde dijo que desde 2001 se han frustrado 20 planes de terroristas contra Nueva York, cuatro de esos en los últimos dos años.

“Nueva York sigue siendo la ciudad más atacada en Estados Unidos y uno de los principales objetivos terroristas de todo el mundo”, expresó De Blasio, haciendo énfasis en la protección de los 8.5 millones de neoyorquinos y los 60 millones de turistas que visitan la ciudad anualmente.

El alcalde Bill de Blasio y el comisionado William J. Bratton pidieron al Congreso que garantice los fondos públicos asignados a la Ciudad de Nueva York para el programa de Seguridad de Áreas Urbanas (UASI), creado para ayudar a las grandes ciudades a prevenir, responder y recuperarse de los actos terroristas.

El presupuesto del año fiscal 2017 del presidente Barack Obama, plantea un recorte del 50% -de 600 millones de dólares a 330 millones- en financiamiento para el programa UASI. El presupuesto para Nueva York pasaría de 180 millones de dólares a 90 millones.

La propuesta de la Casa Blanca provocó la oposición de varios funcionarios, incluyendo al senador por Nueva York, Charles Schumer, un defensor de la financiación para el programa UASI, quien describió el recorte como “un error hecho por burócratas”.

Los comités asignaciones de la Cámara y del Senado restituyeron los fondos en sus legislaciones aprobadas, pero el pleno del Congreso aún no vota.

“En los últimos meses impera una preocupante falta de voluntad para asegurar la financiación de los programas antiterrorismo”, expresó De Blasio. “Si el Congreso no actúa, la ciudad de Nueva York será menos segura. Es tan simple como eso”.

El alcalde dijo que los recortes harían que la ciudad tenga “menos capacidad de protegerse contra un ataque terrorista”.

El comisionado de policía William J. Bratton dijo que los recortes presupuestarios reducirían la financiación para el programa de inteligencia de la uniformada, lo que implica el entrenamiento de perros, sensores de radiación y químicos, cámaras de seguridad y equipo especializado.

“Es inconcebible que el Congreso recorte casi 100 millones de dólares en fondos críticos contra el terrorismo”, expresó Bratton. “Es frustrante (…) Es un tema demasiado importante como para jugar a la política con él”.

La Ciudad de Nueva York utiliza una parte de los fondos del programa UASI para el entrenamiento de primera respuesta y de respuesta escalonada del Departamento de Bomberos (FDNY), además de la formación de los agentes que integran la unidad antiterrorismo del NYPD.

El programa, que es una subvención del Departamento de Seguridad Nacional, también paga las armas de alto calibre de los oficiales que custodian los puentes, aeropuertos y trenes subterráneos, entre otros lugares de alto perfil.

Los congresistas Steve Israel, Daniel Donovan y Kathleen Rice, que también estuvieron en la conferencia de prensa el miércoles, dijeron que tratarán de asegurar los fondos para Nueva York.

Vea también:


Más contenido de tu interés