null: nullpx
Juegos Olímpicos

Despedida de pueblo para Laurie Hernández, la gimnasta latina del equipo olímpico de EEUU

La atleta de Nueva Jersey dijo estar emocionada durante un evento que la comunidad de Old Bridge organizó para saludarla y desearle éxitos durante la cita olímpica.
15 Jul 2016 – 10:02 PM EDT

OLD BRIDGE, Nueva Jersey. – Ana Quezada, dominicana que lleva 12 años viviendo en la comunidad de Old Bridge, Nueva Jersey, llevó a sus tres hijas a que conocieran a Laurie Hernández porque les tenía una lección.

Laurie, de 16 años, es la puertorriqueña de segunda generación que se convirtió el domingo en una de las cinco gimnastas que componen el equipo que en esa disciplina representará a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil.

"Quería que mis hijas vieran la importancia de luchar por los sueños”, subrayó Quezada el jueves, desde la larga cola para ver a la gimnasta de 16 años.

Y Laurie bien que ha luchado.

Es que aparte del esfuerzo y la disciplina que se requiere para llegar a su nivel, la deportista ha sufrido lesiones de muñeca y de rodilla de las que logró recuperarse y retomar sus andanzas en competencias.

Pero ahora, la gimnasta de amplia sonrisa -como se le suele ver en sus rutinas de piso, haciendo piruetas y bailando con coquetería y libertad- está por llegar a Río de Janeiro, llevándose el favor de la gente como una de las heroínas deportivas del momento.

Quezada y sus hijas eran parte de las más de 200 personas, entre ellos muchos niños, que llegaron a la despedida que la comunidad le organizó a Laurie en la escuela secundaria de ese pueblo.

Tan pronto se anunció que la atleta ya estaba en el edificio, la voz del público, primordialmente joven y llena de energías respondió con gritos de ilusión: “¡Laurie!, ¡Laurie!, ¡Laurie!”

“Soy solo una chica normal, he estado en Old Bridge toda mi vida y estar aquí es un honor tan grande”, dijo la joven tras saludar a su fanaticada.


Todavía desde la tarima -frente a una pancarta que recogía el deseo de éxito en Río de Janeiro y flanqueada por unos globos rojo, blanco y azul como la bandera del país que representará, Laurie presentó a sus padres Wanda y Anthony Hernández.

Unos segundos después ellos se le sentaron detrás, mientras Laurie regalaba autógrafos y posaba para unas pocas fotos bajo la supervisión de su entrenadora Maggie Haney.

“El apoyo de todos ustedes es increíble”, manifestó al agradecer la presencia de sus compueblanos, muchos de los cuales llevaban camisetas de “Team Laurie” con un diseño de la bandera de Estados Unidos.

ORGULLO DEL PUEBLO

Del 5 al 21 de agosto, Laurie competirá junto a Simone Biles, Aly Raisman, Madison Kocian y Gabby Douglas en las Olimpiadas. Y la emoción de sus compueblanos ante su logro y la aventura que le espera era evidente.

“Cada vez que uno tiene un deportista olímpico de tu pueblo, creo que tienes una obligación de apoyar a esa persona”, expuso el alcalde de Old Bridge, Owen Henry, quien auspició el evento.

“Y Laurie, con apenas 16 años muestra unos atributos que no son muy frecuentes entre chicos de su edad como su perseverancia y su dedicación”, agregó Henry.


Laurie Hernández, de sangre boricua la gimnasta olímpica de EEUU

Loading
Cargando galería


Allí en Old Bridge Township, de los 67,215 habitantes que el Censo estima había en 2015 , el 10.8% eran hispanos; entre ellos Laurie, que en unos días parte a su cita con la historia. Tal como contó Univision Nueva York, su participación en las Olimpiadas representa la primera vez en 32 años que una joven de ascendencia hispana lo consigue, como parte del equipo estadounidense.

De acuerdo con Valerie Castle, residente de Old Bridge que organizó el evento de este jueves, Laurie se va el domingo a Texas para practicar con su equipo durante 10 días antes de viajar a Río de Janeiro.

"Siendo de Old Bridge, pensé que sería bueno que la gente tuviera un momento de orgullo de pueblo, y ella ha trabajado tan duro para llegar a donde está", expresó Castle, madre de una nena gimnasta que es fanática de Laurie.

En la pared de atrás del anfiteatro, una pancarta leía "Go for the Gold" (Ve por el oro) y "Old Bridge Proud" (Old Bridge está orgulloso). Los continuos vítores y aplausos lo confirmaban.

Aunque ni sus padres ni Laurie tenían previsto conceder entrevistas a los medios, Wanda, su mamá, no contuvo el orgullo familiar. "We're very proud", afirmó.

En su perfil de USA Gymnastics , Laurie o Lolo, como también la llaman, dice que lo más que le gusta de la gimnasia es la sensación de volar. El vuelo, sin duda, apenas comienza y su pueblo la aplaude.

Lea también:


Más contenido de tu interés