null: nullpx
Violencia Sexual

Decenas de depredadores sexuales viven cerca de centros preescolares en Nueva York, según investigación

Un grupo de senadores de Nueva York busca impulsar una legislación para que la actual prohibición a que agresores sexuales vivan a 1,000 pies de distancia de escuelas incluya a instalaciones de prekínder y kínder que no son parte de otras escuelas.
29 Ago 2017 – 4:46 PM EDT

Noventa y tres depredadores sexuales viven a 1,000 pies de distancia de programas preescolares de la ciudad de Nueva York. Así lo afirma una investigación de la Conferencia Demócrata Independiente del senado de Nueva York que miembros de esa delegación divulgaron preocupados este martes.

El reporte, que se basa en el registro público de agresores sexuales de la División de Servicios de Justicia Criminal, denuncia la cercanía de esos agresores que han sido condenados por cometer crímenes contra menores como violación en primer grado, sodomía, abuso sexual en primer grado y explotación sexual de un menor.

Bajo el Código Penal de Nueva York se prohíbe que ofensores sexuales de nivel 3 y nivel 2, en los que la víctima era un menor, esté a menos de 1,000 pies de distancia del terreno escolar. Las cortes han interpretado eso como una restricción que prohíbe que depredadores sexuales residan a 1,000 pies de una escuela.

Pero la definición de terrenos escolares se refiere a espacios propiedad de escuelas públicas o privadas. "Instalaciones de prekínder o kínder que no son parte de una escuela elemental son exentas de esta definición y, por ende, no están sujetas a la prohibición de los 1,000 pies", dice la Conferencia Demócrata Independiente en su informe.

A través de esta investigación, este grupo de senadores busca impulsar una legislación para que la actual prohibición de 1,000 pies se expanda para incluir a facilidades de prekínder y kínder.

Esta investigación senatorial halló, además, que 60 ofensores sexuales violan la ley actual al residir a 1,000 pies de escuelas. En ese marco, los senadores aspiran a que otra legislación requiera estándares uniformes para clarificar y determinar la distancia entre la residencia de un depredador sexual y escuelas cercanas.

"Es inconcebible que ofensores sexuales residan a 1,000 pies de programas de prekínder y kínder en la ciudad", dice José Peralta, uno de los senadores que integran esta delegación. "Tenemos que actuar inmediatamente para prevenir esta situación porque pone en peligro las vidas de miles de niños".

Los senadores emplean la investigación como llamado para que la Asamblea estatal pase estas dos legislaciones que impulsan los senadores Jeffrey Klein y Tony Avella.

Acoso sexual en el trabajo: conoce tus derechos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés