null: nullpx
Incidentes de Odio

Cuomo ordena el retiro de los bustos de Robert Lee y Stonewall Jackson en la universidad estatal CUNY

La decisión viene en medio de la creciente polémica en torno a las estatuas y memoriales a los confederados tras el mortal ataque de un supremacista blanco que arrolló a una multitud que se manifestaba en contra del racismo.
17 Ago 2017 – 11:16 AM EDT

La polémica en torno a las estatuas confederadas sigue creciendo este jueves con las nuevas declaraciones del presidente Donald Trump, quien las defendió afirmando que son "bellas", mientras autoridades siguen removiendo algunas de ellas tras el mortal ataque de un supremacista blanco de Virginia.

En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo ordenó que se saquen los bustos de los confederados Robert Lee y Stonewall Jackson del hall of fame de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY). "Robert E. Lee y Stonewall Jackson serán removidos del hall de CUNY con los grandes estadounidenses porque Nueva York se planta contra el racismo", tuiteó Cuomo.


"Hay muchos estadounidenses grandiosos, muchos de ellos neoyorquinos, que se merecen un lugar en este gran hall. Estos dos confederados no figuran en ellos", agregó.

Lee, cuya estatua en Charlottesville fue la que desató las manifestaciones que se tornaron violentas el fin de semana pasado, fue el jefe de las fuerzas armadas de la Confederación, un grupo de estados que hace 150 años decidió separarse de Estados Unidos para preservar la esclavitud en el sur del país. Stonewall, por su parte, fue otro general confederado durante la Guerra Civil.

En CUNY, sus bustos se encuentran junto a figuras afroestadounidenses reconocidas como el inventor George Washington Carver.

Cuomo también pidió al secretario del Ejército de Estados Unidos que cambie el nombre de dos calles de Brooklyn que llevan los de Lee y Jackson desde antes de la Guerra Civil.

En la víspera, iglesia episcopal de Brooklyn retiró dos placas colocadas en un árbol de su propiedad en honor al general Lee. Tras los acontecimientos en Virginia, en los que murieron tres personas, numerosos alcaldes por todo el país se han apresurado a eliminar de los lugares públicos símbolos confederados, tratando de evitar eventos violentos similares.

De hecho, el mandatario ha recibido numerosas críticas -incluidas desde su propio partido- por no haber condenado de manera clara la violencia de los grupos racistas.


En fotos: Así fue la batalla campal en Charlottesville entre los supremacistas blancos y los opositores a su marcha

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés