null: nullpx
Accidentes

Choque del tren en Hoboken: la grabadora recuperada no estaba funcionando

Y de la entrevista con el maquinista a cargo del tren 1614 se adelantó que el hombre no recuerda nada del accidente, pero les aseguró que iba a 10 millas por hora al acercarse a la estación.
30 Sep 2016 – 2:17 PM EDT

HOBOKEN, Nueva Jersey. - La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) informó este domingo que la "grabadora de la locomotora" que recuperaron el jueves no ayudará a identificar la causa del choque del tren 1614 de New Jersey Transit, ocurrido el jueves, a las 8:45 de la mañana en la estación de Hoboken.

En una conferencia de prensa este domingo en la tarde, Bella Dinh-Zarr, vicepresidenta de la NTSB, informó que el sábado, los investigadores de la Junta estuvieron en Kentucky trabajando en conjunto con el fabricante de la grabadora (una tecnología similar a la de las cajas negras de los aviones). Del equipo, construido en el 1995, no fue posible obtener información pues no estaba funcionando al momento del accidente.

En cuanto a la entreivsta que el sábado le realizaron al maquinista del tren, Thomas Gallagher, adelantó que él no recuerda el accidente. Dijo a los investigadores que el tren iba a 10 millas por ahora cuando se acercaba a la estación Lackawanna, en Hoboken.

La investigación continúa con el examen de las grabaciones de las cámaras de otros trenes que estaban en la estación cuando el 1614 chocó.

Los expertos no han podido recuperar las grabaciones y la cámara de la cabina de control del tren accidentado porque no se han completado la estabilización de la estructura y la remoción de los escombros, que están bajo análisis, pues como ha expresado Dinh-Zarr, por tratarse de un edificio construido en el 1907, "probablemente" contengan asbestos.

Hasta que las condiciones no sean seguras, los investigadores no podrán tener acceso a información y espacio fundamental para comprender el motivo del choque.

En cuanto si el estado de las vías y los rieles pudo afectar el funcionamiento del tren, una inspección no encontró anomalías. Tampoco detectaron problemas en parte del sistema de señales que conduce al terminal A. Falta por examinar el tramo en el cual se encuentra el tren accidentado.

De siete a días 10 días

Que tomaría entre siete y 10 días tener la conclusión de la investigación del choque del tren 1614 lo estableció el jueves Dihn-Zarr y lo reiteró el viernes, durante una conferencia de prensa en Hoboken.

En ese momento, había puntualizado que sus investigadores no habían podido entrevistar al maquinista.

Thomas Gallagher, quien ha dedicado 19 de sus 48 años a trabajar con New Jersey Transit, fue hallado el jueves desplomado sobre el panel de control del tren 1614. Los investigadores de la NTSB estaban en el proceso de fijar con él una fecha para entrevistarlo, cuando se sintiera más recuperado, lo que este sábado pasó.

Dihn-Zarr declaró el viernes que habían "obtenido muestras de sangre y de orina del ingeniero del tren las cuales NTSB y FRA (la Federal Railroad Administration) enviaron para exámenes toxicológicos".

El equipo de investigadores del NTSB solicitó entrevistar a los tres maquinistas a cargo del tren 1614 así como tener acceso a sus certificaciones y récords de entrenamientos que han recibido.

Según Dinh-Zarr, tan pronto el área esté segura, los técnicos de su equipo esperan recuperar la otra grabadora de la cabina del tren y "la grabadora de imagen" que apunta hacia adelante.


"En cuanto la NTSB las tenga, los investigadores usarán esa información para validar la velocidad en la que iba el tren", dijo quien declinó comentar sobre la conjetura de que el tren venía más rápido de lo usual.

Estimó que en uno o dos días más, cuando los contratistas remuevan los escombros, entonces podrán tener acceso total al sitio. “Estamos verificando la calidad del aire y hasta que el techo sea estabilizado y la zona quede libre de peligro, nuestros investigadores no entrarán al área", enfatizó.

Una sola voz autorizada

La NTSB trabaja multidisciplinariamente en colaboración con distintas agencias entre las que se encuentran New Jersey Transit (NJT) y el Brotherhood of Locomotive Engineers and Trainmen (BLET) para poder obtener los datos necesarios para el progreso de la investigación. Pero ninguna de esas agencias puede dar información sin el permiso del investigador a cargo, precisó Dinh-Zarr, y solo la NTSB está autorizada a hablar públicamente.

Uno de los aspectos de esa investigación que Dinh-Zarr discutió es la compilación de información de los miembros de la tripulación desde sus cualificaciones, su itinerario, su salud y cualquier actividad que hayan realizado en el accidente y 72 horas antes del choque del tren.

Aparte de las entrevistas a pasajeros y testigos en la plataforma y a miembros de la tripulación, la investigación incluye además el empleo de escáneres con tecnología tridimensional para estudiar los daños en el interior de los vagones del tren.

Menos heridos en los hospitales

Desde temprano este viernes, los hospitales informaron una reducción sustancial en la cantidad de heridos que continúan internados.

De los 66 pacientes que el Centro Médico de Jersey City recibió el jueves tras el accidente del tren, 13 de ellos continuaban el viernes en el hospital.

“De esos 13 pacientes, 11 de ellos están en condición estable y se espera que muchos de ellos sean dados de alta hoy (el viernes) más tarde y dos de ellos continúan bajo cuidado intensivo”, sostuvo en la mañana Mark Rabson, portavoz de la oficina de asuntos públicos del Jersey City Medical Center.

Otras 23 víctimas del accidente de tren se transportaron el jueves al Hospital Universitario de Hoboken de la red CarePoint Health, localizado a unos bloques de la estación Lackawanna de Hoboken, y una persona recibió atención médica en el Christ Hospital de Jersey City.

Dos pacientes continúan en el hospital, ambos en condición estable”, informó el portavoz del Hoboken University Medical Center, Jarrod Neal Bernstein.

La fatalidad

Por otro lado, la familia de la única víctima fatal del choque, la brasileña Fabiola Bittar, ya se encuentra en el proceso de viajar desde Santos, Brasil, hacia Newark, Nueva Jersey, donde tramitarán el envío del cuerpo de la abogada a su país natal.

El jueves, Bittar, de 34 años, acababa de dejar a su niña Julia, de 18 meses de nacida, en un centro de cuido cercano a la estación de Hoboken. Esperaba en la plataforma un tren que le llevaría a ver un posible apartamento para su familia, cuando parte del techo de la estación le cayó encima, tras ser estremecido por el impacto del tren 1614.

El esposo de Bittar, el holandés Daan de Kroon, se encontraba fuera de la ciudad en un viaje de negocios, pero el jueves en la noche se confirmó su regreso.


¿Demandas?: uno de los posibles escenarios

El accidente del jueves en la mañana es el tercero en 40 días que enfrenta New Jersey Transit.

La NJT ha estado operando un año sin director ejecutivo y su junta de directores no se ha reunido en tres meses, aparte de enfrentar un déficit de 45 millones de dólares en su presupuesto, de acuerdo con el New York Times.

El choque del tren 1614, que recorre la línea Pascack Valley, desde Nueva York a Nueva Jersey, ocurrió dos días después que dos autobuses de la agencia chocaran en el túnel Lincoln que llevó a decenas de pasajeros al hospital. Hace 40 días, en la ciudad de Newark, se registró otro incidente fatal que dejó dos muertos.

Este es parte del contexto del tren que chocó en la estación Lackawanna de Hoboken por razones todavía desconocidas.

Ante ese escenario, el abogado Sanford Rubenstein -de la firma Rubenstein y Rinecki especializada en derechos de víctimas de daños corporales, negligencia médica y derechos civiles- le dijo a Univision Nueva York que “la responsabilidad de la NJT en este caso es obvia”.

“La cuestión será cuánto se ofrecerá en la corte o a través de un acuerdo”, indicó Rubenstein al describir el posible escenario como un “caso sencillo” (un “open and shut case”).

“Independientemente el error haya sido humano o mecánico, la NJT es responsable de los daños que sufrieron las víctimas del accidente”, sentenció el abogado al precisar que dependiendo de esos daños las demandas podrían llegar a los cientos de millones de dólares.

Carmen Graciela Díaz reportó para esta historia.


Lea también:


RELACIONADOS:AccidentesTrenesHeridosMuertesHispanos

Más contenido de tu interés