Contaminación

Alcalde de Newark al presidente Trump: olvídese del muro y solucione la crisis de plomo en el agua

En la carta abierta que Ras J. Baraka le escribió a Trump se establece la importancia de dedicar un presupuesto federal para reemplazar las tuberías de plomo en todo el país.
17 Ene 2019 – 10:20 PM EST

El alcalde de Newark, Ras J. Baraka, envió una carta abierta al presidente Donald J. Trump, pidiéndole al gobierno federal que en lugar de financiar el muro fronterizo arregle la deficiente infraestructura de agua potable del país, que afecta diariamente la salud de millones de estadounidenses todos los días.

Desde Newark, New Jersey, a través del corazón de los Estados Unidos, hasta Oakland, California, esta catástrofe perjudica gravemente a miles de comunidades urbanas y rurales.

En un tweet emitido por la ciudad de Newark sobre las palabras del alcalde al presidente, puede leerse: ¡Olvídese del muro! El agua de nuestra ciudad tiene niveles de plomo peligrosamente altos.



"Quiero llamar su atención -declara Baraka en su carta a Trump- sobre una verdadera emergencia que pone en riesgo a millones de nuestros ciudadanos: la infraestructura en descomposición de nuestros sistemas de agua que ha generado una crisis en Newark, el estado de Nueva Jersey y en todo Estados Unidos".

“Esta crisis afecta principalmente a las comunidades de color y latinas de recursos limitados, y provoca problemas de salud graves que todos los niveles de gobierno pasan por alto sistemáticamente”, dice el alcalde.


Los niveles elevados de plomo en la sangre dañan el desarrollo del cerebro de los niños pequeños, lo que puede llevar a problemas de aprendizaje y problemas de conducta, por lo que “priorizar la justicia ambiental, salvar a los niños y sus familias dentro de estas ciudades es una necesidad -afirma Baraka-. La única solución real para las generaciones futuras es reemplazar las líneas de servicio de plomo”.

Según un informe de la ciudad de Newark, el costo de reparar la deficiente infraestructura de agua del país recae desproporcionadamente en las comunidades de bajos ingresos, que carecen de los recursos de financiamiento adecuados para cubrir el costo astronómico de reemplazar las tuberías de servicios de plomo.

“Costará aproximadamente 70 millones reemplazar las líneas de servicio de plomo en Newark, cientos de millones más para reemplazarlos en Nueva Jersey y un estimado de 35 mil millones para reemplazar todas las tuberías de plomo en Estados Unidos. Lograr esto solo es posible con la ayuda financiera del gobierno federal ”, recalcó el alcalde Baraka.

Hasta ahora, entre las medidas que se han tomado para esta situación está el desarrollo de una asociación público-privada única de la ciudad de Newark con el estado de Nueva Jersey, para ayudar a financiar el reemplazo de las tuberías de servicio de plomo que afectan a miles de hogares en toda la ciudad.


También se están realizando pruebas de agua gratuita y distribuyendo filtros de agua a los residentes, así como la implementación de un nuevo sistema anticorrosión.

Sin embargo, según el alcalde Baraka, la única solución permanente y de sentido común para proteger la salud pública es reemplazar todas las tuberías de plomo, lo que conlleva un costo que pocos municipios pueden igualar solos.

Te pudiera interesar

El plomo: un veneno imperceptible pero muy peligroso, especialmente para los niños

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ContaminaciónLocal

Más contenido de tu interés