null: nullpx
Explosiones

A una semana de las bombas en Nueva York y Nueva Jersey, esto es lo que se conoce

Qué ha pasado desde las explosiones del pasado sábado y la información que las autoridades reúnen sobre el sospechoso: Ahmad Khan Rahami.
24 Sep 2016 – 11:09 AM EDT

NUEVA JERSEY.- El sábado 17 de septiembre, el estallido de unas bombas en Nueva Jersey y Nueva York alteró el orden cotidiano. La de Seaside Park fue a las 9:35 de la mañana y la de Chelsea, en Manhattan, cerca de las 8:30 de la noche y dejó 31 heridos.

Temprano en la mañana del lunes, las autoridades divulgaron el nombre de Ahmad Khan Rahami, de 28 años, nacido en Afganistán, pero naturalizado estadounidense, en conexión a esas explosiones. Hubo tuits, posts, una alerta de emergencia a los celulares con el nombre e imágenes del sospechos para que los ciudadanos lo pudiesen identificar y llamaran al 911.

Harinder Bains respondió a ese llamado y se comunicó con la policía tras identificar a Rahami durmiendo frente a su taberna. Su acción llevó a que las autoridades lograran detener a Rahami tras un tiroteo en Linden, Nueva Jersey, en el que disparó a un policía de dicha ciudad.

Desde entonces, Rahami permanece en el hospital universitario de Newark.

Este viernes, a cinco días de su arresto, el juez federal Mark Falk denegó una petición de defensores públicos reclamando acceso a Rahami en el hospital.

El magistrado Falk sustentó su decisión en que el acusado no necesita representación legal porque aún no ha sido arrestado por el FBI y tampoco puede presentarse la justicia estatal de Nueva Jersey.

Robert Reilly, portavoz del FBI en Newark, ha dicho dijo en las pasadas horas que el acusado de utilizar armas de destrucción masiva “no está en condiciones” de enfrentar ese proceso. La agencia de noticias Efe ha publicado que Rahami está "entubado" y fuentes de ABC7 aseguraron que el presunto terrorista recibió al menos siete balazos, uno de los cuales le laceró una arteria.

Sin entrar en los detalles de la condición médica del acusado, Reilly fue tajante al enfatizar que son los médicos quienes dirán cuándo Rahami está capacitado para enfrentar los procesos que faltan. Las autoridades federales presentaron seis cargos en su contra, mientras que a nivel estatal, en Nueva Jersey, enfrenta cinco cargos de intento de asesinato de los policías que lo capturaron.


En récord y lo que falta

El lunes, la fiscalía del condado de Union en Nueva Jersey formuló cargos en contra de Rahami tras el intercambio de disparos que dejó heridos a los policías Peter Hammer y Ángel Padilla.

Al día siguiente, el martes en la tarde, autoridades federales presentaron el pliego de cargos contra Rahami entre los que se encuentran el uso de armas de destrucción masiva, destrucción de la propiedad, atacar un lugar público con una bomba y el uso de artefactos destructivos, por los que se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua de ser encontrado culpable.

Rahami es el sospechoso de esas dos bombas pero también de colocar otro artefacto que no logró estallar en la calle 27 de Chelsea y de otros cinco artefactos cerca de la estación del tren de Elizabeth, Nueva Jersey.

En entrevistas con AP y el New York Times, el padre del acusado de los ataques en Nueva York y New Jersey reportó su aparente radicalización al FBI en 2014.

Mohammad Rahami señaló en entrevista con AP que su hijo experimentó "un cambio en su personalidad" tras visitar Afganistán y Pakistán en 2013 y que no cree que el FBI tomase ninguna acción contra Ahmad Khan para ese entonces.

Al New York Times, el patriarca Rahami reiteró que le había manifestado preocupación al FBI por el creciente interés de su hijo Ahmad Khan en el extremismo islámico, en Al Qaeda y cómo seguía videos y poesía yihadista.


Públicamente, Mohammad Rahami es la única persona de la familia que ha emitido declaraciones.

El miércoles en la noche, la esposa del acusado, Asia Bibi Rahimi -un modo alterno de escribir 'Rahami' como consta en la demanda federal contra el sospechoso- llegó de los Emiratos Árabes a Newark, Nueva Jersey y las autoridades indican que ha estado cooperando con la investigación.

De otra parte, la Corte Superior de Nueva Jersey le prohibió a Rahami el contacto con la menor que procreó con la hispana María Mena y lo citó a una audiencia el próximo martes 27, en una corte en New Brunswick, a la que aún es incierta su comparecencia.

Cabos sueltos

El FBI busca a dos individuos para interrogarlos en relación con el hallazgo del artefacto explosivo el sábado en la calle 27 en Chelsea. Al momento se ha indicado que los agentes quieren hablar con este dúo como "testigos potenciales" y recuperar el equipaje que se llevaron.

Por otro lado, se desconoce qué detonó el intercambio de disparos con los policías de la ciudad de Linden que atraparon al presunto terrorista. Un portavoz de la fiscalía del condado Union dijo el martes a Univision Nueva York que declinaban "cualquier comentario de los oficiales para proteger la integridad de la investigación".


Aunque el oficial Angel Padilla fue el jueves a un escuela en Linden, Nueva Jersey a saludar a los estudiantes, este no brindó comentarios en torno al tiroteo que forma parte de la investigación.

Los musumanes llaman a la paz
Los días siguen su curso tras la emergencia del sábado y el estado de la alerta que se ha vivido en Nueva York y Nueva Jersey y este domingo 25 de septiembre, la comunidad musulmana de Nueva Jersey y Nueva York hará un llamado a la unidad y a la paz, particularmente tras los actos de los que se acusa a Rahami, en The Muslim Day Parade Street Fair.

Lea también:


Más contenido de tu interés