null: nullpx
Coronavirus

Carolina del Norte tendría que aplicar nuevas restricciones en octubre, según modelo de coronavirus

Más de 6,000 vidas podrían ser salvadas en Carolina del Norte si el uso de tapabocas, entre otras medidas, continúa hasta diciembre de 2020. De acuerdo a la Universidad de Washington, el cierre de los negocios no esenciales y la orden de quedarse en casa tendrían que volver en efecto.
7 Ago 2020 – 01:04 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un modelo del Instituto de Evaluación y Medición de Salud (IHME), un centro de investigación independiente de la Universidad de Washington, sugiere que Carolina del Norte tendría que aplicar nuevas restricciones a partir de octubre para frenar la propagación del coronavirus.

Si las restricciones se flexibilizan, la curva de muertes y contagios se elevaría nuevamente en Carolina del Norte. El modelo sostiene que algunas medidas, como el cierre de los negocios no esenciales y la orden de quedarse en casa, tendrían que volver en efecto para reducir la tasa de mortalidad del covid-19.

El IHME pronostica que unas 9,901 muertes podrían ser causadas por el coronavirus en Carolina del Norte hasta diciembre de 2020, si se levantan las restricciones; sin embargo, si las personas mantienen el uso de mascarillas, el pronóstico de muertes sería de 3,849 para diciembre de este año. Esto quiere decir que más de 6,000 vidas podrían ser salvadas en el estado si continúan las medidas preventivas.

El uso de tapabocas salvaría unas 70,000 vidas, según el IHME

Un total de 29 estados requieren el uso de tapabocas en Estados Unidos, entre los que se encuentra Carolina del Norte, cuya medida fue decretada por el gobernador Roy Cooper a partir del 26 de junio. Según el IHME, el número de muertes por covid-19 llegaría a los 300,000 a nivel nacional para el 1 de diciembre; sin embargo, los datos sugieren que unas 70,000 vidas podrían ser salvadas si se mantiene el uso obligatorio de mascarillas.

De acuerdo al Dr. Christopher Murray, director del IHME, los tapabocas y otras medidas de protección son esenciales para prevenir la propagación del covid-19, pero el uso inconsistente de estas órdenes tendría el efecto contrario.

"Estamos viendo una montaña rusa Estados Unidos. Parece que las personas usan mascarillas, y se distancian socialmente con más frecuencia a medida que aumentan las infecciones, luego, después de un tiempo, cuando las infecciones disminuyen, las personas bajan la guardia y dejan de tomar estas medidas", dijo Murray en un comunicado compartido este jueves.

Asimismo, el modelo del IHME sugiere que los estados volverán a imponer una serie de restricciones cuando la tasa de mortalidad diaria llegue a 8 por cada millón de habitantes.


Estos son los estados que tendrían que retroceder las fases de reapertura:

  • Agosto: Arizona, Florida, Mississippi y Carolina del Sur.
  • Septiembre : Georgia y Texas.
  • Octubre: Colorado, Kansas, Luisiana, Missouri, Nevada, Carolina del Norte y Oregón.
  • Noviembre: Alabama, Arkansas, California, Iowa, Nuevo México, Oklahoma, Utah, Washington y Wisconsin.

Según el IHME, si el uso de mascarillas se incrementa al 95%, la imposición de órdenes más estrictas podría retrasarse de seis a ocho semanas en promedio. El modelo también supone que el 50% de los distritos escolares de cada estado optarán por la instrucción en línea para el año escolar 2020–2021.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés