null: nullpx
Represa de agua

Un 'buen samaritano' intentó ayudar a una niña perdida y sus padres terminan acusándolo de secuestro

A pesar de que la policía concluyó que el hombre era inocente, la familia lo acusa de secuestro e inició una falsa campaña en Facebook en la que identificaron con nombre, apellido y fotos al ciudadano.
28 Jun 2017 – 6:49 PM EDT

MIAMI, Florida.- Un hombre que se encontraba con unos amigos viendo un juego de béisbol en la comunidad de Lakeland, en Florida, casi resulta detenido por secuestro. En el campo, una niña de dos años caminaba sola y él intentó guiarla hasta sus padres, preocupados por la desaparición repentina. Una vez que la hallaron, la historia tomó un giro repentino pues la familia de la pequeña mantuvo la versión de que este hombre era un criminal y lo denunció a través de las redes sociales.

"El ciudadano intentó preguntarle a la niña dónde estaban sus padres y caminó con ella con la esperanza de llevarla hasta ellos", cuenta la Policía de Lakeland en su página web sobre el incidente que ocurrió el fin de semana.


Los papás fueron alertados por testigos de que la pequeña caminaba con el hombre. Él fue detenido por varios jugadores y la familia de la niña con acusaciones de rapto, pero la policía inició investigaciones en el lugar para entender qué fue lo que realmente pasó.

"Los padres temieron que el ciudadano estuviera intentando secuestrar a la niña. Este no era el caso", narra la policía. "Al menos un testigo independiente aseguró que ellos vieron al ciudadano caminar con la niña intentando ayudarle a encontrar a sus padres".

Un sargento de la policía, Gary Gross, dijo al canal de noticias CNN que el papá de la pequeña y algunos de sus amigos atacaron al hombre. "Le arrancaron a la niña, lo arrojaron contra el suelo y comenzaron a patearlo y golpearlo", dijo.

Pero la policía lejos de criminalizar al hombre, lo consideró un "buen samaritano" y lo dejó ir.

Según cuentan distintos medios, la familia no estuvo de acuerdo con la decisión de la policía y comenzaron a hacer denuncias a través de Facebook, incluyendo la identificación del hombre que ayudó a su hija, su perfil en la red social y sus fotos. Incluso lo acusaron de ser un 'depredador sexual'.

Gross criticó en declaraciones a CNN que la publicación en Facebook invite a las personas a apoyarlos en la toma de acciones para que el hombre sea expulsado de su propia comunidad.

Según el sargento, la familia de la pequeña no siente remordimiento por el caos que generó en las redes al difundir la información. "Ellos aún creen que su hija casi fue secuestrada".

Pero tras el incidente, la Policía de Lakeland ha aclarado que la información compartida en Facebook por la familia de la niña es "falsa y especulativa". "Sean cuidadosos sobre lo que publican en redes sociales para no victimizar a una persona inocente".

Ve también:

Estas fotos muestran con crudeza la indignación por el abuso sexual en universidades

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Represa de aguaLocal

Más contenido de tu interés