null: nullpx
Relaciones Cuba Estados Unidos

Un artista cubano pinta un mural de Donald Trump decapitado en La Habana

En respuesta al discurso de Trump en el que anunció sus cambios en la política hacia la isla, el artista 2+2 = 5 hizo un grafitti en un muro de La Habana de un encapuchado sosteniendo la cabeza ensangrentada del presidente.
28 Jun 2017 – 6:44 PM EDT

Poco más de una semana después de que Donald Trump lanzara un duro discurso anticastrista en Miami, el artista Braulio Fabian López Hernandez, mejor conocido en su Cuba natal como 2 + 2 = 5, pintó un grafitti de un encapuchado sosteniendo la cabeza ensangrentada del presidente de EEUU en un muro turístico de La Habana Vieja, exactamente en las intersecciones de Muralla y Bernaza.

Según la web Cubanet, al preguntarle al artista los motivos para su obra, éste respondió: " Es el sentir de la gente en la calle".

La firma del artista, 2 + 2= 5 es una de las muestras de rebeldía de este grafittero de 20 años. El joven la creó cuando estudiaba secundaria y una maestra con un carácter muy fuerte comenzó a ofender a un primo suyo porque decía que era muy bruto. Entonces le preguntó si él sabía cuánto era 2 más 2, y como respuesta, López le respondió que 2 más 2 era igual a 5.

La obra de López se asemeja a lo realizado por la humorista Kathy Griffin, que desató la polémica el mes pasado cuando posó en una foto sosteniendo en la mano una cabeza ensangrentada que simulaba ser la del presidente estadounidense.

El sketch de la humorista le hizo perder su puesto en la cadena CNN y su actuación generó una fuerte polémica por la que llegó a ser criticada incluso por Chelsea Clinton, que tachó la broma de "vil e incorrecta". " Nunca es divertido bromear sobre el asesinato de un presidente", escribió en su Twitter.

La broma tampoco le gustó al presidente quien dijo que Kathy Griffin debería estar avergonzada de sí misma" y alegó que sus hijo menor Barron estaba pasándolo mal.

López no es el primer cubano que se atreve a jugar con la imagen de Donald Trump y una decapitación. En febrero pasado, el ilustrador cubanoestadounidense Edel Rodríguez firmó la portada de la publicación alemana Der Spiegel con una imagen del presidente con un cuchillo ensangrentado en la mano y la cabeza decapitada de la Estatua de la Libertad en la otra.


La ilustración, que fue una respuesta de Rodríguez al controvertido veto migratorio de EEUU a viajeros de ciertos países musulmanes, recibió una avalancha de mensajes con reacciones a favor y en contra.

Por el momento, en las redes sociales no se han posteado contenidos en contra de la ilustración de 2 + 2= 5.


En fotos: ¿Qué pasaba en esos días en los que la Casa Blanca mandó a apagar las cámaras en la sala de prensa?

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés