null: nullpx
Asesinatos

Un abogado de Miami se debate entre la vida y la muerte tras ser tiroteado por un antiguo cliente

El sospechoso está hospitalizado tras ser baleado por la policía, que lo señala también como el presunto asesino de su esposa y uno de sus hijos.
3 Nov 2016 – 11:32 AM EDT

MIAMI, Florida - El abogado Larry A. Harshman continúa este jueves en estado crítico después recibir cinco impactos de bala el miércoles, cuando supuestamente un antiguo cliente fue a su oficina en Kendall y le tiroteó por razones que están bajo investigación.

El sospechoso, identificado como Fadel Jabado, habría acabado con la vida de su esposa y uno de sus hijos ese mismo día.

Harshman fue transportado al Kendall Regional Hospital donde fue intervenido quirúrgicamente y continúa ingresado.

Hasta el momento, la única conexión que se conoce entre Harshman y Jabado es la venta de una de sus residencias en octubre de 2012.


El sospechoso, Fadel Jabado

Jabado, de 54 años, habría escapado de la escena del crimen en una camioneta Chevy hasta que fue localizado por las autoridades en un terreno cerca de la calle 192 al suroeste de Miami Dade. El hombre mantuvo en jaque a la policía y trató que los agentes le dispararan. Según los reportes iniciales, el sujeto no podía suicidarse porque su religión no se lo permite.

"Estuvieron por momentos cerca de él y no le dispararon. Él estaba con el arma de fuego aguantándola contra la cabeza... moviéndola, caminando hacia los oficiales adelante y para atrás", dijo el jefe de la Policía de Miami Dade, Juan Pérez.

Jabado se mantuvo atrincherado en una camioneta SUV hasta que finalmente ocurrió un intercambio de disparos con la policía. Resultó herido y fue transportado al Jackson South Hospital donde lo operaron de emergencia.


"La amenaza fue tan grave que tuvieron que dispararle", explicó Pérez.

Antes de dar con Jabado, la policía se presentó en su residencia -en la avenida 13570 y la calle 192 del suroeste- donde descubrieron los cadáveres de la esposa, Bassima Jabado, de 43 años, y uno de sus hijos, Ahmed, de 26. Ambos murieron baleados.

Para proteger a los otros hijos de Jabado, las autoridades cerraron temporalmente tres escuelas públicas de Miami Dade.

Jabado fue hallado por las autoridades en un terreno a unas dos millas de su casa, sentado en una SUV roja y armado.

Más contenido de tu interés