null: nullpx
Manifestaciones

Sale de Miami hacia Tallahasse caravana proinmigrantes

Activistas a favor de los derechos de los inmigrantes salió en caravana este martes desde Homestead para detener los proyectos de ley antiinmigrantes.
8 Mar 2016 – 11:59 AM EST

MIAMI, Florida - Un grupo de activistas a favor de los derechos de los inmigrantes salió en caravana este martes desde Homestead para detener los proyectos de ley antiinmigrantes que se perfilan en Tallahassee, Florida.

Antes de llegar a la capital del Estado, la caravana organizada por la campaña Somos Florida! hará varias paradas en Bonita Springs, Tampa, Apopka y Tallahassee con el fin de hablar con las comunidades sobre la importancia de que ejerzan su voto en noviembre.

Somos Florida! está luchando para que proyectos como el HB 675, que pretende obligar a los gobiernos locales y agencias del orden a cooperar con las autoridades federales de inmigración, y el proyecto HB 563 que "afectaría a las familias inmigrantes que tienen miembros con diferentes estatus migratorios disminuyendo la asistencia monetaria que podrían recibir si son elegibles".


Ya en Tallahassee, los miembros de la campaña sostendrán un velorio y funeral ficticio para recordarle a los legisladores que esos proyectos de ley no son bienvenidos en el Estado del Sol.

“Tal como prometimos, estaremos presentes hasta el último minuto de esta sesión legislativa para asegurarnos de que los proyectos de ley estén muertos, y que nuestro mensaje sea escuchado fuerte y claro: no vamos a olvidar y no vamos a permitir nunca más políticos o leyes antiinmigrantes en Florida”, afirmó Elizabeth García, miembro de la caravana del Centro Comunitario La Esperanza.


El proyecto HB 675 ha causado controversia en los gobiernos y entidades locales pues le podría traer una carga economómica adicional si tienen que hacer cumplir esta ley. Las posibles obligaciones legales y costos de implementación no serán cubiertas por el Estado ni tampoco por el Gobierno federal, por lo que terminarían siendo pagadas con el dinero de los contribuyentes locales.

Desde el año 2013, los condados de Miami Dade, Broward, Hernando, Hillsborough, Palm Beach, Pinellas y Pasco han optado por no hacer trabajos de inmigración porque estaba afectando la confianza de los residentes y utilizando sus pocos recursos en deportar a miembros de la comunidad.

De hecho, la Comisión de Miami Dade aprobó unánimemente una resolución que va en contra de lo que propone el proyecto de ley estatal, HB 675 y uno similar en el Senado, el SB 872.

Más contenido de tu interés