null: nullpx
Muertes

Muere niña de 8 años que bebió agua hirviendo supuestamente como parte de un reto con su primo

En marzo, un primo de Ki'ari Pope le propuso un reto: beber agua hirviendo, lo que le provocó quemaduras en su boca y garganta que obligó a los médicos a practicarle una traqueotomía de emergencia. El Departamento de Niños y Familias de la Florida, que había acusado a la familia de la pequeña de abuso o negligencia anteriormente, inició una investigación.
4 Ago 2017 – 10:37 AM EDT

"Tengo problemas para respirar", fue la última declaración de Ki'ari Pope, una niña de 8 años de Boynton Beach, Florida, que quedó inconsciente poco después de la medianoche del 30 de julio cuando el novio de su madre buscaba algo para aliviar su dolor.

Así quedó registrado en el reporte que escribió el Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF) que señala que, al ver que la pequeña no reaccionaba, el hombre decidió llamar a los servicios de emergencia. Los paramédicos que llegaron a su casa trataron de revivir a la pequeña, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida. Pope murió en un hospital 40 minutos después de su llegada.

No era la primera vez que DCF tuvo que acudir a ver a la familia de la niña, que ya había abierto varios expedientes por negligencia a allegados de la pequeña. Según uno de los informes que elaboró ese departamento, en marzo de este año, un primo de Ki'ari le propuso como reto beber agua hirviendo, lo que le provocó múltiples problemas de salud que aparentemente acabaron causando su muerte.

De acuerdo con la página de GoFundMe creada para ayudar con los gastos funerarios de Ki'ari, la niña sufrió quemaduras en su boca y garganta y experimentó varios incidentes de estridor que obligaron a los médicos a practicarla una traqueotomía de emergencia.

En esa misma página se puede leer cómo la cirugía le causó problemas respiratorios crónicos y la dejó incapaz de hablar durante algún tiempo.

En total, los registros de DCF muestran que la familia ha tenido otras nueve acusaciones de abuso o negligencia con Ki'ari desde su nacimiento.

"Hemos abierto una investigación sobre la muerte de la niña para examinar las circunstancias de su muerte y desplegaremos un Equipo de Respuesta Rápida de Incidentes Críticos para revisar todas las interacciones que esta familia ha tenido con el sistema de bienestar infantil de la Florida", dijo el secretario del DCF, Mike Carroll en un comunicado.

Ki'ari Pope es la niña número 11 en morir este año en el condado de Palm Beach, según una base de datos de DCF. Las autoridades de bienestar infantil determinaron que cuatro de esos niños habían sido maltratados o descuidados anteriormente.


Los sucesos más impactantes del año en Florida

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesLocal

Más contenido de tu interés