null: nullpx
Educación

Llegaron de Dallas y acostumbrarse al ritmo de las tareas en escuela de Miami "fue una pesadilla"

El gran volumen de tareas que tienen los estudiantes del sistema escolar de Miami Dade imposibilita en mucho de los casos que los jóvenes disfruten de actividades deportivas y tiempo con su familia.
19 Sep 2016 – 3:40 PM EDT

MIAMI, Florida - "En Dallas había tiempo para deportes, pero aquí [en Miami] nuestras vidas han cambiado drásticamente", lamentó Yaritza Velázquez, cuando se le preguntó sobre el volumen de asignaciones que tenían sus tres hijos.

Velázquez, su esposo y tres hijos se mudaron en verano de 2015 a Miami. Como es normal, ella fue a la escuela para matricular a su primer hijo y saber los pormenores necesarios antes de comenzar el curso escolar. Sin embargo, Velázquez se topó con algo a lo que no estaba acostumbrada.

"Mamá tienes que entrar al 'website' de la escuela e imprimir la tarea de verano que le corresponde a quinto [grado] y eso cuenta como una nota", recordó Velázquez.

Antes del primer día de clases en la escuela Eugenia B. Thomas, en Doral, su hijo mayor tenía que leer una novela y contestar varias preguntas, hacer ejercicios de matemáticas, entre otras cosas.

"Jaime André está en sexto [grado], pero mi experiencia el año pasado (5 to grado) fue una pesadilla porque era nuestro primer año aquí".

Al niño lo tuvieron que matricular en "tareas supervisadas porque era demasiado el volumen" de asignaciones. En su casa, se encerraba en el cuarto y lloraba porque no quería hacer los trabajos.

"Y yo también lloraba", dijo Velázquez, quien ahora tiene que lidiar con tres niños en la escuela pues sus dos hijos menores, un par de gemelos, entraron a Kinder este año 2016.

Pero no por ser Kinder las tareas son menos. Según contó Yaritza, esta pasa unas dos horas y media diarias haciando las asignaciones con los mellizos, incluyendo, en ocasiones, los fines de semana.

"Los gemelos tienen seis tareas por día. Tarea de español, matemáticas y escribir (de esta última son tres). Además de leer de 20 a 30 minitos todos los días, incluyendo sábados y domingos, y anotarlo en el 'Reading Log'", explicó la madre.

Para Velázquez, esta avalancha de tareas es una diferencia del cielo a la tierra. Según cuenta, el sistema escolar de Dallas - donde residió por cuatro años - es muy diferente al de Miami-Dade, allí las tareas eran mínimas.

"En Dallas [Eran] tres o cuatro tareas por semana y cuando llegué aquí [a Miami] son tres o cuatro tareas por día".

Pero la historia de esta madre de tres niños y residente de Miami no es única. La misma situación la viven casi todos los padres o encargados de estudiantes en el sistema escolar condal.

En marzo de este año, el distrito escolar de Miami Dade envió una carta a las escuelas recordándole a los maestros que asignaran una cantidad de tareas razonable, esto luego que recibieran una "enorme cantidad de correspondencia" proveniente de los padres quejándose sobre el asunto, informó el Miami Herald.

En contraste con este panorama, la directora de la escuela Henry S. West Laboratory School en Coral Gables, Barbara Soto Pujadas, decidió eliminar las tareas para la casa.

Los estudiantes ya no tendrán asignaciones que contarán para nota ni serán penalizados por no culminar una tarea.

Soto Pujadas destacó la cantidad de estrés y de cosas por hacer que tienen diariamente los estudiantes y sus familias.

"Los niños tienen actividades extracurriculares, nosotros tenemos un currículo riguroso y tras de eso extenderlo hasta la casa cuando muchas veces los niños están llegando después de las 4:30 o 5:00 de la tarde, es mucho", le dijo la directora escolar a el Miami Herald.

Por su parte, Velázquez lamenta que sus hijos no puedan disfrutar del deporte y otras actividades después de salir de la escuela, como ocurría en Dallas.

"La cantidad de tareas es tan grande que no solamente ellos terminan agotados sino que yo también termino agotada".

RELACIONADOS:EducaciónMiamiMenores de EdadFloridaLocal

Más contenido de tu interés