null: nullpx
Elecciones 2018

Las contiendas en Florida vuelven a decidirse por una pequeña diferencia

Luego de una intensa campaña por un puesto en el senado y por la gobernación, los republicanos se llevaron el triunfo en ambos espacios en un estado tradicionalmente conservador. Por apenas un punto, Florida no tendrá, por ahora, un gobernador afroestadounidense. Una candidata demócrata dio la sorpresa en el sur del estado.
7 Nov 2018 – 1:12 AM EST

MIAMI, Florida.- Florida dio pocas sorpresas la noche de las elecciones de mitad de periodo. Una vez más, y como ha sucedido en los últimos casi 25 años, ganó un gobernador republicano. Ron De Santis, el candidato avalado por el presidente Donald Trump, se impuso sobre su contrincante Andrew Gillum, alcalde de Tallahassee.

La diferencia fue de apenas un punto, alrededor de 76,000 votos, pero eso no es raro en Florida, un estado que se caracteriza por resultados muy reñidos. En la elección de 2014, Rick Scott fue reelegido por una diferencia de 65,000 votos.

Aunque en las últimas semanas, las encuestas favorecían a Gillum por un promedio de 3 puntos, los votantes de Florida optaron por la opción de derecha, y la más cercana a Trump. Gillum estuvo a un punto de convertirse en el primer gobernador afroestadounidense en ese estado.

Otra de las contiendas que más interés despertaba era la del puesto en el senado que ocupaba el demócrata Bill Nelson. Él buscaba la reelección, pero no pudo ganarle a su contrincante, el actual gobernador de Florida, Rick Scott.

Este triunfo fortalece la representación republicana en el Senado, y Florida pasa a ser un estado completamente rojo porque ambos senadores son del GOP: Marco Rubio y ahora Rick Scott.

Los distritos más peleados


Tres batallas políticas del sur de Florida despertaron gran interés. Una de ellas, y quizás la que tuvo la campaña más intensa, fue la del distrito 27.

Luego del anuncio de que Ileana Ros-Lehtinen no buscaría la reelección, por primera vez en 30 años, la representación cubana del Distrito 27 de Florida, podía llegar a su fin. Y en efecto, sucedió.

La exsecretaria de Salud y Servicios Humanos de origen libanés, Donna Shalala, por los demócratas, se impuso por casi 6 puntos de ventaja a la periodista hija de cubanos, María Elvira Salazar, candidata de los republicanos.

Más de 72% de la gente de este distrito es hispana, y por décadas habían tenido a una representante republicana. Sin embargo, el electorado votó a favor de la demócrata, como también le había dado la victoria a Hillary Clinton en 2016, por más de 20 puntos.

El diario The New York Times calificó al distrito 27 de Florida como "la mejor oportunidad en todo el país que tienen los demócratas para recuperar un espacio".


Disminuye la representación cubanoestadounidense


El 27 no fue el único distrito que perdió un representante de origen cubano. Quizás el resultado más sorprendente del estado fue el triunfo en el Distrito 26, de la demócrata Debbie Mucarsel Powell, quien le ganó al titular de ese curul, Carlos Curbelo.

Ese distrito era demócrata pero desde 2015 estaba en manos de los republicanos, y para esta elección se consideraba uno de los más vulnerables. “La gente votó por Clinton por más de 16 puntos, así que Curbelo es uno de los republicanos más vulnerables en todo el país”, dijo Mucarsel Powell a Univision días antes de la elección.

La ganadora, es ecuatoriana y llegó a EEUU a los 14 años. Durante la campaña, dijo que sus prioridades eran la inmigración, el medio ambiente y el control de armas. En sus anuncios de televisión contó que su padre fue asesinado por la violencia armada.

En un estado que estaba decidiendo varias contiendas en los extremos, a Curbelo pudo haberle pasado factura su perfil bipartidista.

Aunque la explicación de la derrota de Curbelo también puede estar relacionada con que él votó para acabar con Obamacare, mientras que Mucarsel Powell ha sido una fiel defensora de la salud pública para todos.

En cambio, en el distrito 25, el republicano de origen cubano Mario Díaz-Balart, se impuso a la candidata demócrata Mary Barzee Flores por casi 20 puntos.

Díaz-Balart ha representado a los residentes del sur de Florida en el congreso desde el año 2002. Como parte de su campaña, se enfocó en destacar sus logros pero aseguró que le quedaba “mucho por hacer”.

“Tenemos que seguir presionando las dictaduras en este hemisferio”, declaró a Univisión poco antes del 6 de noviembre.

RELACIONADOS:Elecciones 2018Local

Más contenido de tu interés