null: nullpx
Accidentes

Informe de accidente fatal de dos jóvenes en un Tesla concluye que el auto era conducido a más de 110 mph

Barrett Riley redujo la velocidad del auto antes del impacto de 116 mph a 86 mph, pero esto no impidió su muerte y la de Édgar Monserratt, ambos de 18 años de edad.
26 Jun 2018 – 6:40 PM EDT

Los investigadores federales dieron a conocer sus hallazgos iniciales sobre un accidente automovilístico fatal en Fort Lauderdale el mes pasado. El auto Tesla que transportaba a tres adolescentes viajaba a 116 mph solo unos segundos antes del impacto, según el informe de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

Barrett Riley, de 18 años, de Fort Lauderdale, conducía a lo largo de la cuadra 1300 de Seabreeze Boulevard el 8 de mayo cuando perdió el control de su automóvil. El sedán modelo S de Tesla se estrelló contra una pared y se incendió en el acto. En el accidente murieron Riley y su copiloto, Édgar Monserratt Martínez, de 18 años, venezolano residente de Aventura.

Otro pasajero que iba en el asiento trasero, Alexander Berry, de 18 años, salió disparado del automóvil y sobrevivió.

Martínez y Riley estudiaban el último año de secundaria en Pine Crest School y murieron a pocos días de celebrar su graduación. Riley planeaba asistir a la Universidad de Purdue, mientras que Monserratt estudiaría en Babson College.

Usando datos de los sensores internos del Tesla, la NTSB encontró que Riley pisó los frenos justo antes del impacto, pero no hubo tiempo suficiente para reducir la velocidad. Solo pudieron disminuir la velocidad del automóvil eléctrico de 116 mph a 86 mph, según la agencia.

De acuerdo con el informe, Martínez y Riley llevaban puestos los cinturones de seguridad en el momento del accidente.

Los residentes llaman a ese tramo de Seabreeze Boulevard "la curva del hombre muerto". De hecho, los límites de velocidad permitida son de 25 y 30 mph dependiendo del tramo.

La NTSB también descubrió que la batería de iones de litio del automóvil, que fue la fuente del incendio, se reavivó dos veces, ya que la policía transportó el automóvil lejos de la escena del accidente y otra vez cuando los investigadores intentaron sacar la batería de los restos quemados del carro.

Luego del accidente, un testigo dijo que los jóvenes aún se movían dentro del auto, pero quedaron atrapados por el fuego.

Sin embargo, Tesla sostiene que sus vehículos son diez veces menos propensos a incendiarse que otros automóviles, citando datos de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios y la Administración Federal de Carreteras de EEUU (FHWA, por sus siglas en inglés).

La compañía dice que sus baterías están diseñadas de tal manera que los incendios rara vez se produzcan, y que cuando ocurren, se propagan más lentamente que en un vehículo a gas y dan a los ocupantes la oportunidad de evacuar.

El fundador de Tesla Inc., Elon Musk, ha criticado la cobertura de la prensa de incidentes con sus autos, calificándola como injusta y melodramática.

Por ello, Musk anunció que creará un sitio web que evalúe la credibilidad de los periodistas que escriban sobre el fabricante de automóviles eléctricos.

"Es una lástima que un accidente de Tesla que resulta en un tobillo roto es noticia de primera plana y las 40,000 personas que murieron en accidentes de auto en EEUU el año pasado casi no tienen cobertura", escribió en un tweet el mes pasado.

Véa también:

Estas son las 10 autopistas más peligrosas de EEUU

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:AccidentesLocal

Más contenido de tu interés