null: nullpx
Demandas

Demandan a los organizadores del caótico festival que cobraba hasta 13,000 dólares de entrada

El Fyre Festival se vendió como un evento VIP por todo lo alto en una isla privada de las Bahamas, pero acabó siendo un fiasco en el que los asistentes debían dormir en tiendas de campaña y comer sándwich en recipientes de plástico. Una firma de abogados presentó una nueva demanda en Miami en nombre de los asistentes que se sintieron defraudados.
5 May 2017 – 5:41 PM EDT

MIAMI, Florida.- Una firma de abogados presentó este viernes una demanda por 5 millones de dólares contra los organizadores del Fyre Festival, un evento que se promocionó como un festival de lujo en el que los participantes debían pagar entre 1,200 y 13,000 dólares, pero que acabó siendo un fiasco que dejó varadas a cientos de personas en una isla de Bahamas.

La firma Greenspoon Marder presentó la demanda en la corte de distrito del Sur de Florida en nombre de los que compraron entradas para lo que "falsamente se promovía como un festival de música privado con la mejor comida, arte, música y aventura" y se sintieron defraudados por los organizadores, indican en un comunicado.

Esta no es la primera demanda contra los organizadores, pero sí la primera presentada en el sur de Florida, a donde viajaron muchos de los asistentes al festival para volar a Bahamas.

El lujoso festival estaba organizado por el rapero Ja Rule y el empresario de Fyre Media Billy McFarland y contaba con la promoción de influencers como Kendall Jenner a la que supuestamente pagaron 250,000 dólares por la promoción del evento pero no fue.

El cartel lo encabezaban grupos como Rae Sremmurd, Major Lazer y Blink-182, que cancelaron en el último momento.


Pese a las promesas de ser un festival de lujo, los asistentes se encontraron con tiendas de campaña a medio montar y con comida que consistía en sándwiches en platos de plástico.

Las quejas de los participantes, que fueron rápidamente difundidas a través de las redes sociales, hicieron que el festival se cancelara unas horas después de que los asistentes empezaran a llegar a la Gran Exuma, cerca de la capital de Exuma, en Bahamas.

Los organizadores pidieron disculpas por lo sucedido en su web y ofrecieron un formulario online para la devolución del dinero a quienes habían comprado entradas con lenguaje poco claro, según denuncia en su demanda Greenspoon Marder.

“Los asistentes al festival que gastaron miles de dólares en lo que pensaban que iban a ser las vacaciones de su vida deberían ser plenamente informados de sus derechos, les deberían tener al tanto de sus demandas pendientes, les deberían dar la oportunidad de tener asesoría y les deberían reembolsar hasta el último centavo", afirmó Jeffrey Backman, uno de los abogados demandantes.

Mira también:


Los sucesos más impactantes del año en Florida

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés