null: nullpx
América Latina

Decenas de cubanos varados en la selva de Panamá tras el fin de 'pies secos, pies mojados' entran en huelga de hambre

Unos 60 cubanos que se quedaron en un limbo en el Darién le exigen al gobierno panameño que de una salida a su situación. Los inmigrantes denuncian que están viviendo en malas condiciones y con amenazas de deportación.
30 Mar 2017 – 5:47 PM EDT

Decenas de cubanos que se quedaron varados en la selva del Darién, en el sur de Panamá, emprendieron esta semana una huelga de hambre para exigirle al gobierno de ese país que de una salida a su situación.

En estos momentos se estima que hay más de 70 cubanos en la zona de Lajas Blancas, en la selva de Darién, que se quedaron en un limbo después de que Barack Obama pusiera fin a la política conocida como 'pies secos, pies mojados' que les daba beneficios migratorios en ese país. Según informaron los medios locales, 64 entraron en huelga de hambre el miércoles y comenzaron a dormir fuera de las tiendas de campañas que les entregó el Servicio Nacional de Fronteras (SENFRON) de Panamá.

Los cubanos exigen una respuesta para destrabar su situación y se quejan de las malas condiciones del lugar habilitado por el gobierno panameño para albergarlos y de la falta de atención médica.

"No están en un lugar apropiado, la alimentación es bastante mala y también la incertidumbre; que llevan mucho tiempo ahí y que están con el problema que les dicen a cada instante que los van a deportar y no se acaba de definir la situación de ellos", le dijo al diario Telemetro Eugenia Díaz, una cubana que también estuvo en la selva del Darién pero que pudo ser trasladada a un albergue de Cáritas en la capital panameña.

"El entorno es horrible. El baño es en el mismo río, el río por la sequía está bajito y está el lodo, el fango... Los baños son horribles, las carpas son una inmundicia, se mojan, tienen los colchones mojados", lamentó por su parte Lizandra Hernández, otra cubana que consiguió salir de la selva después de que tuviera que ser trasladada al hospital.

"Están en una situación crítica. Ya aquello es lo último que puede vivir una persona y se supone que si hay derechos humanos, no deben estar así", agregó.

"No queremos que nos deporten"

La eliminación de manera inesperada en enero de este año del programa 'pies secos, pies mojados', que permitía desde 1995 a los cubanos permanecer en EEUU si lograban llegar a tierra firme sin ser interceptados, dejó una gran incertidumbre entre la comunidad cubana.


Además, cientos de cubanos que salieron de la isla con la intención de llegar a EEUU pero no consiguieron solicitar el parole para el programa antes de su eliminación se quedaron varados en México y otros paíseses de Centroamérica y Sudamérica.

Según el diario La Estrella de Panamá, los cubanos que entraron en huelga de hambre le exigen a las autoridades panameñas su traslado a un campamento que la Pastoral Social Cáritas de la Iglesia católica ha habilitado para atenderlos.

Juan Ernesto Bandera, uno de los cubanos en huelga de hambre, denunció a ese diario que el Servicio Nacional de Migración se llevó a 17 de sus compañeros engañados y que, con la excusa de que los trasladarían a la capital, los detuvieron para su posterior deportación, algo que ya le sucedió con una de ellos. “Nosotros no queremos que nos deporten, sino que nos dejen llegar hasta la ciudad capital para estar en uno de los albergues que tiene Cáritas y después analizar nuestra situación migratoria”, afirmó.


No es la primera vez que uno de los grupos de cubanos varados en Panamá entra en huelga de hambre.

A finales de enero, una decena de cubanos anunció en un video el inicio de una protesta similar por las malas condiciones del albergue donde estaban y pidieron que les dejaran continuar su viaje hasta la capital o seguir avanzando en su intento de llegar a EEUU.

En 2016, Panamá recibió a miles de inmigrantes cubanos que entraron procedentes de Colombia en su intento de alcanzar EEUU para acogerse a los beneficios migratorios, por entonces aún vigentes.

En mayo pasado, los gobiernos de Panamá y México acordaron un plan para sacar vía aérea a unos 3,500 cubanos que llevaban varados desde diciembre en la frontera del país centroamericano con Costa Rica.


Se destraba la situación de los migrantes cubanos varados en Panamá

Loading
Cargando galería

La operación fue similar a la que permitió a principios de 2016 el traslado de unos 8,500 cubanos que se quedaron varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua después de que Managua cerrase el paso a los migrantes que tratatan de alcanzar Estados Unidos por vía terrestre desde Ecuador.

La situación para los que están ahora varados es más sombría después de que Obama acabara con la 'política pies secos, pies mojados', pero algunos aún esperan que Donald Trump, que prometió revertir sus políticas con Cuba, pueda dar marcha atrás a la medida o darles una solución para destrabar su situación.

Lee también:

Obama eliminó un programa de acogida a médicos cubanos pero estos consiguieron llegar a EEUU

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés