null: nullpx
América Latina

Cuba suspende licencias a restaurantes privados y alquileres turísticos

Según informó la Gaceta Oficial de la República, la suspensión, que es temporal y solo afecta a las nuevas licencias, tiene como fin el regular y ordenar los trabajos por cuenta propia en la isla.
1 Ago 2017 – 6:10 PM EDT

MIAMI, Florida. - La Gaceta Oficial de la República de Cuba despertó el martes en la mañana a más de un inversionista con una mala noticia: el gobierno cubano paralizó temporalmente la entrega de nuevas licencias a restaurantes privados y casas de renta turísticas.

Según informó el diario estatal Granma, el objetivo es frenar ilegalidades y "desviaciones", como parte de un proceso "sistemático de revisión y perfeccionamiento, encaminado a corregir deficiencias" en el "cuentapropismo" de la isla , al que pertenecen ya más de medio millón de cubanos.

En las nuevas disposiciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) de la isla se advierte además de que cesará de manera definitiva la concesión de licencias en varios sectores, entre ellos vendedores mayoristas de productos agrícolas y los vendedores ambulantes, también conocidos como "carretilleros".

La resolución aclara que "los trabajadores que ya han sido autorizados en estas actividades pueden continuar desarrollándolas".

Este "perfeccionamiento" del trabajo autónomo se anunció en la sesión plenaria del Parlamento cubano el pasado 14 de julio, cuando el presidente Raúl Castro aseguró que no permitiría "estigmas o prejuicios" hacia el incipiente sector privado, al tiempo que pidió a esos trabajadores que cumplan la ley y sus obligaciones tributarias.


Entre las licencias congeladas temporalmente se incluyen las actividades de chapistero, contratista privado, gestor de permutas y compraventa de viviendas, gestor de alojamiento turístico, instructor deportivo, modista y sastre, y organizador de servicios integrales para fiestas de quinceañera, bodas y otras actividades.

También están el productor o vendedor de calzado, de artículos varios de uso en el hogar, profesor de música y otras artes, reparador de equipos eléctricos y electrónicos, los profesores particulares, los servicios de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles y "programador de equipos de cómputo".

Estos cambios llegan después de que las autoridades detectaran frecuentes irregularidades en el sector autónomo, entre ellas el uso de "materias primas, materiales y equipos de procedencia ilícita", el incumplimiento de los deberes tributarios y las subdeclaraciones de ingresos.

Para asegurarse de que los cuentapropistas cumplen con el fisco, Cuba comenzará a exigirles que abran una cuenta bancaria.


En principio, estarán obligados a ello los propietarios de "paladares", casas de renta y transportistas de pasajeros, consideradas tres de las actividades que más ingresos generan.

La viceministra primera del MTSS, Marta Elena Feitó, aseguró que las nuevas medidas no significan "un retroceso en el desarrollo de la actividad.

"Se pretende consolidar la organización y el control del trabajo por cuenta propia, de manera tal que este continúe avanzando de manera ordenada y eficiente", precisó.

Otra de las novedades es el reconocimiento legal de los bares privados, que hasta ahora se englobaban dentro de la categoría de restaurantes privados o "paladares" y que ahora contarán con una licencia específica llamada "servicio de bar y recreación".

Además, en La Habana, donde el transporte representa un acuciante problema para la población, se permitirá la "asociación de transportistas privados a las cooperativas de taxis" y se iniciará un "experimento" que abarque la totalidad de los vehículos, entre ellos los conocidos "almendrones" (automóviles americanos de mediados del siglo pasado), que deseen operar en rutas de la capital.


Mira también:

En fotos: llega a La Habana el primer vuelo comercial desde Miami en 50 años

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:América LatinaCubaLocal

Más contenido de tu interés