null: nullpx
Florida

Capitán de yate de alquiler en Florida se emborracha y secuestra a sus pasajeros por más de 12 horas

Fue un viaje literalmente infernal, que se extendió hasta la madrugada, mientras el hombre bebía, se drogaba y los amenazaba con un arma.
7 Jun 2019 – 6:46 PM EDT

Mark Bailey, de 36 años y capitán de un yate de alquiler en Florida, les ofreció a sus pasajeros un viaje literalmente infernal, el pasado domingo 2 de junio, manteniéndolos en cautiverio por horas, mientras tomaba ron y cervezas, esnifaba cocaína, y los amenazaba con dispararles o lanzarlos por la borda.

El grupo de cinco individuos había contratado a Bailey para que los adentrara 16 millas en el Golfo de México, en un viaje de pesca. Pero lo que comenzó como una travesía tranquila, dio un vuelco cuando uno de los pasajeros, Jason Rialmo, de 15 años, tomó una cerveza y se la llevó a su tío, lo que al parecer provocó la ira del capitán. Bailey haló a Rialmo de la cadena que llevaba en el cuello y cuando los demás pasajeros le reclamaron, el capitán los amenazó con dispararles.

“Una vez que nos dimos cuenta de lo alterado que estaba realmente el capitán, la situación se tornó muy volatil”, dijo Christopher Giuffre, uno de los pasajeros. Los miembros del grupo describieron entonces como Bailey continuó bebiendo, comenzó a inhalar cocaína y después los amenazó con una pistola nueve milímetros.

“En ese punto ya todos prácticamente esperabamos que algo horrible ocurriera y que él bajará las escaleras con su arma”, agregó Giuffre. Otro de los pasajeros, el joven que tuvo el altercado por la cerveza, contó que se ocultó, con mucho miedo de que le dispararan.

Los pasajeros empezaron a implorarle que se calmara y los llevara de vuelta al muelle. Bailey pareció aceptar, pero lo que hizo fue comenzar a navegar en círculos.

Al final, las personas cautivas lograron comunicarse con la policía cuando tuvieron señal en sus teléfonos móviles y, 17 horas después de que zarparon, el capitán atracó y fue arrestado de inmediato.

La policía de Sarasota y la guardia costera están investigando el incidente. Mientras tanto, los miembros del grupo simplemente dijeron estar felices de estar vivos. “Me alegro que esto no tenga que vivirlo otra familia”, dijo uno de los individuos, que no quiso identificarse.

Bailey fue acusado de navegar bajo la influencia del alcohol y resistirse al arresto. Según la policía de Sarasota, el capitán pateó la puerta trasera de la patrulla en la que fue conducido a la estación.

¿Qué crees que hicieron con el enorme pez espada de 757.8 libras que pescaron en los Cayos de Florida?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:FloridaSecuestroArmasLicores

Más contenido de tu interés