null: nullpx
Política

Barack Obama interviene sorpresivamente en Florida para tratar de evitar una derrota demócrata

El expresidente está apoyando la reelección de Rick Baker, el alcalde de St Petersburg, cuyo mandato está amenazado por el candidato republicano, a quien los demócratas tratan de vincular con Donald Trump.
25 Ago 2017 – 5:08 PM EDT

El expresidente Barack Obama ha hecho una inusual aparición en una competencia local en Florida con la esperanza de apuntalar al Partido Demócrata en el estado y evitar que se pierda la alcaldía de St Petersburg, en la costa oeste del estado, actualmente controlada por Rick Kriseman.

Kriseman aspira la reelección en los comicios que se realizarán este martes, aunque sus mayores posibilidades son forzar una segunda ronda para enfrentarse en noviembre con el actual líder en las encuestas, el republicano Rick Baker.

“Kriseman ha desafiado grandes retos para llevar St Petersburg adelante. Desde elevar el salario mínimo y la lucha por la equidad, hasta un fuerte liderazgo en cambio climático. Rick era un gran aliado en las prioridades de mi administración”, se lee en un comunicado del expresidente que la campaña demócrata ha sacado como una de sus últimas armas a pocos días de la elección.

Una de las debilidades del aspirante a la reelección está en la falta de apoyo entre los afroestadounidenses, algo que los estrategas demócratas esperan superar con la intervención del primer presidente negro de la historia de EEUU y vinculando la gestión municipal con la de Obama.

De acuerdo con algunos sondeos citados en medios locales, el republicano podría superar la barrera del 50% este martes, con lo que desplazaría a Kriseman del cargo que ejerce desde 2014.

Aunque se trata de una elección local, los demócratas han convertido al presidente Donald Trump en el centro de la contienda y tratan de aprovechar la baja popularidad del mandatario para dinamitar las posibilidades de Baker, un exalcalde de Tampa.

Según cifras ofrecidas por el Partido Demócrata, Trump tiene un respaldo del 37% de los votantes de la zona, mientras que Obama goza de una popularidad del 61%.

Desde que dejó el poder, Obama solo ha dado su apoyo a Eric Garcetti, el alcalde de Los Ángeles, quien no necesitaba de ese respaldo para lograr la reelección.

Se trata de un aparente retorno de favores. En 2008 Kriseman, como representante en la legislatura estatal de Florida, fue uno de los primeros políticos del estado en dar su apoyo al entonces senador por Illinois en las primerias contra Hillary Clinton.

Quién no quisiera ser los Obama: mira su vida de ensueño desde que dejaron la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaBarack ObamaFloridaLocal

Más contenido de tu interés