Ancianos

Ancianos se quedarán sin almuerzos por falta de fondos estatales

De acuerdo a los residentes, estas comidas diarias ayudan a todos aquellos que viven solo de su cheque de seguro social y que ya no pueden cocinar por su edad avanzada.
27 Jun 2016 – 2:46 PM EDT

MIAMI, Florida - Un grupo de ancianos de Miami está preocupado porque el almuerzo gratuito que recibe todos los días dejará de llegar a partir del 1 ro de julio.

Más de 200 personas, desde el sur de Miami Dade hasta Miami Beach, dejarán de recibir dicha alimentación debido a que el programa de comida gratuita adminsitrado por una organización sin fines de lucro local no recibirá los fondos estatales necesarios, según informó el Nuevo Herald.

Uno de los comedores afectados se encuentra ubicado en la zona privilegiada de Brickell. Pero como explicó una de las residentes del complejo Stanley Axlrod UTD Tower, ubicado en el 1809 y la avenida Brickell, los ancianos que allí residen son de escasos recursos.

“Vivimos donde viven los ricos, pero no somos ricos, este es un edificio de bajos ingresos”, dijo Josefa Enríquez, de 89 años.

De acuerdo a los residentes, estas comidas diarias ayudan a todos aquellos que viven solo de su cheque de seguro social y que ya no pueden cocinar debido a su edad avanzada.

Pero según explicó la organización que ofrece el servicio, el Centro de Actividades y Nutrición Pequeña Habana de Miami Dade (LHANC, por sus siglas en inglés), el almuerzo gratuito tendrá que ser cancelado debido a que el gobierno estatal ya no le otorgará los $500,000 dólares en fondos para el programa de alimentos, haciendo imposible el subsidio de los centros.

Los ancianos fueron notificados de la decisión a principios de junio a través de una carta enviada por el presidente de LHANC, Ramón Pérez Dorrbecker.

“Fue una decisión muy difícil y lamentable, pero por años hemos acomodado dinero de donaciones y de otros programas que lo permiten para poder seguir sirviendo en esos comedores”, dijo Dorrbecker a el Nuevo Herald.

Sin embargo, los ancianos están preocupados pues muchos de ellos padecen de ciertas condiciones que no le permiten cocinar y a otros se les ha olvidado que están haciendo la comida y se les ha quemado.

"Si nos dejan de traer comidas aquí va a haber fuego", dijo Carmen Montes, de 93 años. "Ya anteriormente se ha llamado a los bomberos".

Cerca de 1,300 comidas son servidas diariamente por LHANC en centros de Miami Dade, además de proveerle servicios de salud para familias.

Según registros públicos, en el presupuesto estatal aprobado para el 2016-2017, la legislatura asignó solo $50,000 dólares a dicha organización sin fines de lucro, pero el gobernador de Florida, Rick Scott, vetó dicha otorgación de fondos.

RELACIONADOS:AncianosAsuntos socialesFloridaLocal

Más contenido de tu interés