null: nullpx
Proyecto de Ley

Una nueva ley en California podría reducir el límite legal de alcohol para los conductores

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte, NHTSA por sus siglas en inglés, indica que reducir el límite legal de alcohol en la sangre de .08 a .05 en todo el país, salvaría 1,500 vidas al año.
5 Mar 2019 – 7:25 PM EST

Actualmente, el límite legal de alcohol permitido en la sangre de los conductores es de 0.08 por ciento, sin embargo esto podría cambiar con una nueva propuesta de ley de la asambleísta de Marina del Rey, Autumn Bruke, quien pretende disminuir el límite legal de alcohol permitido en la sangre a 0.05 por ciento.

La ley AB 1713, conocida como la ley de Liam, en honor a un pequeño de 15 meses que en 2016 murió después de que un conductor en estado de ebriedad los atropellara a él y a su tía de 15 años en Hawthorne.

"Todos los años, vemos que los conductores ebrios matan o lesionan a nuestros amigos y seres queridos porque pensaron que estaban bien para conducir", dijo la asambleísta Heath Flora, quien también presentó un proyecto de ley para aumentar las sanciones por infracciones repetidas de DUI. "Bajar el límite (de alcohol en la sangre) a .05 por ciento ha demostrado disminuir los accidentes de tráfico relacionados con el DUI al actuar como elemento disuasorio para las personas que conducen ebrias".

Esta propuesta de ley cuenta con el respaldo de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, NHTSA por sus siglas en inglés, quienes indican que reducir el umbral de .08 a .05 en todo el país, salvaría 1,500 vidas al año. También dicen que reducir los límites reducirían en un 10.4 por ciento las muertes por accidentes de tráfico causadas por conductores en estado de ebriedad.

Según estimaciones, un hombre promedio necesita de cuatro tragos para alcanzar los niveles de 0.08 de alcohol en su sangre y serían tres tragos, en el caso de las mujeres. Por lo que de cambiar esta ley, el nuevo límite estimado serían tres tragos en el caso de hombres y dos para la mujer promedio.

Según NHTSA, los efectos de la concentración de alcohol en la sangre son inmediatos y es así como se reflejan tras el volante:

Concentración de alcohol en la sangre: 0.02


Efectos típicos: aparece la pérdida de juicio, ligero calor corporal, alteración del humor.

Efectos predecibles tras el volante: disminución en las funciones visuales, como es el seguimiento de un objetivo en movimiento y la disminución de la capacidad para realizar dos tareas de forma simultánea.

Concentración de alcohol en la sangre: 0.05


Efectos típicos: comportamiento exagerado, pérdida del control de músculos pequeños, juicio inadecuado, disminución del estado de alerta y liberación de inhibición.

Efectos predecibles tras el volante: coordinación reducida, dificultad para maniobrar, respuesta reducida a situaciones de emergencia al conducir.

Concentración de alcohol en la sangre: 0.08


Efectos típicos: coordinación muscular deficiente, se vuelve más difícil detectar el peligro, se deteriora el juicio, autocontrol, razonamiento y memoria.

Efectos predecibles tras el volante: pérdida de memoria a corto plazo, control de velocidad, capacidad de procesamiento de información reducida y percepción deteriorada.

Concentración de alcohol en la sangre: 0.10


Efectos típicos: deterioro de la reacción y control, dificultad para hablar y falta de coordinación.

Efectos predecibles tras el volante: capacidad reducida para mantener la posición del carril y frenar apropiadamente.

Concentración de alcohol en la sangre: 0.15


Efectos típicos: menor control muscular de lo normal, se pueden producir vómitos y hay una pérdida mayor de equilibrio.

Efectos predecibles tras el volante: deterioro sustancial en el control del vehículo, poca atención al conducir.


Sin embargo, esta ley podría presentar oposición ya que reducir los niveles podría significar el aumento de DUI que a su vez, aumentaría la presencia de personas en la cárcel. En el estado de California, las sanciones por DUI incluyen 48 horas de cárcel por una primera infracción, 10 días por la segunda y 120 por la tercera, así como multas y revocación de la licencia de conducir. Además, algunas personas alegan que la prueba del alcoholímetro no es muy precisa por lo que personas inocentes podrían terminar tras las rejas.

Sea cual sea la decisión, la sabremos cuando se exponga y debata a finales de marzo frente a la Asamblea de Seguridad Pública.

Datos alarmantes sobre el alcoholismo

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés