null: nullpx
NASA

Un latino está detrás del reloj que cambiará la historia de las naves espaciales de la NASA

El dispositivo trabajará como un GPS dentro de las naves exploradoras del espacio y ofrecerá información exacta de navegación a los astronáutas, sin depender de las comunicaciones desde bases terrestres.
27 Jun 2019 – 9:43 PM EDT

Randy Herrera es un mexico-americano que forma parte del equipo multidisciplinario de la NASA detrás del reloj atómico, el dispositivo con el tamaño de una tostadora que tiene 50 veces la estabilidad de los relojes espaciales existentes, como un GPS espacial, que proporcionará información precisa y automática de las naves espaciales del futuro.

“Si queremos visitar el espacio, necesitamos naves con sistema de navegación automática”, dijo el ingeniero explicando en qué consiste el aporte del dispositivo para las ciencias espaciales y la humanidad.

“Hasta ahora todas las naves exploratorias del espacio dependen de señales de radiofrecuencia que se envían desde la tierra para poder determinar coordenadas de navegación” agregó el ingeniero electrónico. “Con el reloj atómico las nuevas naves espaciales contarán con su propio sistema de navegación” y los astronautas podrán saber a qué distancia se encuentran de la tierra y otros planetas del sistema solar.

En las próximas 8 semanas se tiene previsto que la NASA encienda el dispositivo, con estas pruebas podrán determinar cómo trabaja el reloj en el espacio. De ser positivos los resultados la agencia espacial instalará el reloj en futuras sondas planetarias, marcando el inicio de una nueva era en la exploración espacial.

Al preguntarle a Herrera cómo se siente al ser parte de este proyecto no ocultó su orgullo, ni sus raíces. “Quiero que la comunidad latina sepa que también forman parte de nuestro (refiriéndose a la humanidad) viaje al espacio”, afirmó el ingeniero electrónico con raíces mexicanas.

Herrera nació en San Antonio, Texas pero su familia paterna emigró a Estados Unidos desde Zacatecas y su mamá es originaria de Coahuila.

Herrera confesó que cuando era niño, con su mesada compraba piezas para armar sus propios radios y su pasatiempo favorito era desarmar y armar los electrodomésticos que encontraba en la casa.

“Quería ser maestro de matemáticas”, dijo Herrera. Sin embargo, nos contó que su papá, quien no tenía un título universitario, trabajó rodeado de ingenieros y lo motivó a cambiar sus aspiraciones académicas ya que vio en él no solo una habilidad natural para los números, sino también para la electrónica.

Inició su estudios en el campo de la ingeniería electrónica en Texas A&M University y luego viajó a Nueva York para estudiar en el Rensselaer Instituto Politécnico (RPI). Fue finalizando su carrera en el politécnico cuando se le dio la oportunidad, como representante de las minorías en su campo de participar en un serie de entrevistas que le abrieron las puertas en NASA para trabajar en el Laboratorio de Propulsión Jet (JPL por sus sigla en inglés) en 1888.

Los inicios de su carrera fueron en el área de sistemas de telecomunicaciones de naves espaciales y rápidamente se escaló al área de sistemas de radiociencias, y apartir de momento Herrera ha trabajo en diferentes proyectos de investigaciones para la NASA desde el laboratorio JPL en Pasadena, California.

Desde 2015, ha liderado las investigaciones para la creación del reloj atómico y está convencido de que hoy hay miles de jóvenes latinos en Estados Unidos con posibilidades de llegar a la NASA como lo hizo él y su consejo para las nuevas generaciones es “seguir preparándose y no dejar de soñar en grande”.

Randy Herrera: el mexicoamericano detrás del reloj atómico de la NASA

Loading
Cargando galería

Así ha registrado el explorador Curiosity de la Nasa sus viajes por Marte

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:NASAPlanetaViajesCienciaEducación

Más contenido de tu interés