null: nullpx
Estafa y Fraude

Un hombre fingió ser su padre ya fallecido durante 16 años para obtener los beneficios de su seguro social

Abel José Pérez, residente de San Diego en California, no le notificó a la administración federal que su padre había fallecido en 1997 y ahora podría enfrentar hasta 10 años de prisión por seguir cobrando cada mes los 1,373 dólares que le correspondían al difunto.
24 May 2017 – 4:20 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Abel José Pérez, residente de San Diego, California, podría pasar hasta 10 años en prisión por cobrar durante más de 16 años el pago de jubilación de su padre, quien murió en 1997. De acuerdo a la fiscalía federal, este hombre le robó casi 272,000 dólares a la Oficina del Seguro Social.

Pérez se declaró culpable del delito de robo a la propiedad pública en un tribunal federal el pasado 18 de mayo. Durante una audiencia, el hombre reconoció que por más de 16 años fingió ser su padre, Ángel Pérez-Barajas, para tener acceso y controlar su cuenta bancaria.

Según la acusación, Pérez manejó los depósitos mensuales que el gobierno federal envió a su pariente de agosto de 1997 a febrero de 2014. En ese tiempo, él jamás le notificó al Seguro Social que su familiar ya había muerto, ni que tales envíos de dinero eran indebidos.


Cabe resaltar que el acusado no tenía la autorización para acceder, ni administrar la cuenta bancaria de su padre, pero aún así pudo hacerlo durante todos estos años.

Sin embargo, no está claro cómo se enteró el gobierno federal de este fraude. Los fiscales solo indicaron que el hombre utilizó 271,925 dólares "para uso personal". Se estima que Pérez obtuvo unos 1,373 dólares mensuales durante 198 meses.

"La única diferencia entre esto y un robo a mano armada es la pistola", expresó la fiscal federal Alana W. Robinson en un comunicado de prensa.

"Este acusado robó cientos de miles de dólares y al final las víctimas son quienes pagan al Seguro Social esperando recibir beneficios en el futuro. No permitiremos que los ladrones cometan estos crímenes, aunque tengan métodos no tradicionales", agregó la funcionaria.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Pérez acordó restituir el doble de la suma que recibió de manera ilícita de la administración federal, unos 544,000 dólares. Él se enfrenta a una condena de hasta 10 años en una prisión federal. Su sentencia se ha programado para el 7 de agosto.


Con las manos en la caja: casos de robo de paquetería

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés