null: nullpx
Inmigración

Trump amenaza con retirar a ICE de California por su "pésimo trabajo" para perseguir indocumentados

El presidente hizo la advertencia como represalia a las políticas santuario del estado que protegen a inmigrantes sin documentos y que impide que las autoridades locales y estatales colaboren con las de Inmigración.
22 Feb 2018 – 05:18 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump aseguró este jueves que está considerando retirar la oficina del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de California como castigo contra este estado santuario que, dice, ha hecho un "pésimo trabajo" con la inmigración indocumentada.

"Me lo estoy pensando", señaló el mandatario durante una reunión con autoridades locales y estatales con la que discutía en la Casa Blanca soluciones para mejorar la seguridad en las escuelas tras el tiroteo de la semana pasada en una secundaria de Parkland, en Florida.


"No recibimos ningún tipo de ayuda del estado de California. Francamente, si yo saco a nuestra gente (de ICE) de California, podrías tener al crimen anidado como nunca se ha visto en California. Todo lo que tengo que hacer es decir: 'ICE, Patrulla Fronteriza, dejen sola a California'", agregó al asegurar que el estado tiene los impuestos más altos del país y, aun así, no colabora con las autoridades en la detención de indocumentados.

Recién en enero, se conoció que las autoridades migratorias buscarían detener masivamente en oficinas y vecindarios a inmigrantes sin documentos en San Francisco, California. Este operativo, del que no se anunció fecha, prevé la detención de más de 1,500 indocumentados, incluso de aquellos sin antecedentes penales pues el presidente Trump eliminó las prioridades de deportación al tomar la presidencia en enero de 2017.

"Vamos a estar por todos lados", advirtió a principios de año el director interino de ICE, Thomas Homan, al señalar que los agentes de inmigración buscarían incrementar "significativamente" las detenciones de inmigrantes sin papeles.

California se convirtió el primero de enero en estado santuario, en un desafío al gobierno federal que ha hecho de su confrontación con estos espacios una prioridad. Convertirse en santuario bajo la llamada 'Acta de Valores' implica que las policías estatales y locales tienen prohibido indagar en el estatus migratorio de los ciudadanos, colaborar en los operativos de ICE y transferir a detenidos a manos de las autoridades migratorias por faltas menores.

En este estado también entró en vigor una ley que requiere una orden judicial para que ICE pueda realizar redadas en sitios de trabajo y contempla multas para los empleadores que no notifiquen estos operativos con 72 horas de anticipación a sus empleados.


En total, en octubre de 2017 el gobernador Jerry Brown firmó 11 leyes que promueven la protección de los inmigrantes en ese estado, sean estudiantes, inquilinos o empleados. Entre ellas también promovió una medida para que indocumentados sean elegibles para recibir ayuda financiera y un pago de matrícula similar al que tiene el resto de los estudiantes del estado.

Como respuesta a la entrada en vigencia de estas leyes, en enero el director interino de ICE aseguró –en una opinión opuesta a la advertencia hecha este jueves por Trump– que las decisiones solo podrían incrementar la presencia de ICE en el estado. "No hay santuario que pueda estar al margen de la aplicación de la ley federal. De hecho, estamos en proceso de aumentar significativamente nuestra presencia en California. Ya lo estamos haciendo", señaló.

Lori Haley, vocera de ICE en Los Ángeles, dijo a Univision Noticias que antes de comentar sobre esta iniciativa del presidente tenía que contactar a la Casa Blanca.

"Las familias dormirían mejor"

Las reacciones al polémico plan de Trump no se hicieron esperar. Irónicamente, políticos y activistas aplaudieron por primera vez la propuesta del mandatario, argumentando que sacando a ICE de California dejaría vivir en paz a millones de indocumentados que se ganan la vida honestamente.

“Damos la bienvenida a ICE y a la Patrulla Fronteriza para dejar en paz a California. Garantizo que las familias dormirían mejor por la noche sabiendo que la amenaza de tener agentes de ICE en sus escuelas, iglesias y lugares de trabajo ha desaparecido. A la gente no le gusta vivir con miedo”, declaró el concejal de Los Ángeles, Gil Cedillo, conocido por su larga lucha a favor de los inmigrantes sin papeles.

El edil aseguró que el estado se ha manejado “lo suficientemente bien por sí solo en lo que respecta a la política de inmigración”, por lo cual no habría motivo para cambiar de dirección.

Según Cedillo, el país debe enfocarse en temas más importantes, como el control de armas, una reforma migratoria y una crisis de la vivienda. “El presidente haría bien en centrarse en cuestiones que afectan a todo el país, en lugar de enviar a agentes federales para intimidar a las ciudades que no se alinean con su frustrada agenda de inmigración”, agregó el concejal angelino.

El senador estatal Kevin de León expresó en un tuit que “si ICE y el presidente quieren enfocarse en los criminales peligrosos, estamos aquí para ayudar. Pero si ellos solo quieren separar de sus hijos a madres y padres trabajadores, entonces decimos Adiós”.


Francisco Moreno, vocero del Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM), duda que suban los niveles delictivos con la retirada de ICE. Por el contrario, dice, las familias migrantes estarían más tranquilas. “Si sacaran a ICE de California simplemente seríamos una sociedad floreciente, con gente que trabaja y hasta crecería la economía porque la gente no tendría miedo de comprar casas y coches”, comentó.

A decir de Salvador Sanabria, director de la organización El Rescate, es difícil creer que se cumpla la palabra de un presidente “que un día dice una cosa y el otro día dice otra cosa”, pero si ello ocurre se terminaría el acoso que en días recientes ha enfrentado la clase trabajadora con las auditorías de ICE.

Por otro lado, dijo, la violencia generada por las pandillas no está ligada con las acciones de la agencia. “No es ICE quien se encarga de la seguridad pública en California. Aquí hay agencias del orden a nivel estatal, del condado y local que son la primera línea de defensa de quienes pagamos impuestos”, expresó el activista.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés