null: nullpx
Coronavirus

"Si no lo hacemos nosotros ¿quién?": médica embarazada atiende a hispanos con coronavirus en Los Ángeles

La doctora Zafia Anklesaria tiene 7 meses de embarazo y trata a pacientes con coronavirus en la unidad de cuidados intensivos de un centro médico de la ciudad. Asegura que lo hará mientras se sienta bien y esté protegida.
27 May 2020 – 11:34 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

LOS ÁNGELES, California. - Una doctora de Los Ángeles espera su primer hijo, mientras atiende a pacientes con coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de la ciudad que atiende, en su mayoría, a pacientes hispanos y afroamericanos de bajos ingresos.

La doctora Zafia Anklesaria, de 35 años, es la codirectora de UCD en el Centro Médico del Hospital Dignity Health California de CommonSpirit y su unidad ha mantenido las 22 camas ocupadas desde finales de marzo debido al coronavirus. Algunos miembros de su equipo trabajan turnos de 24 horas debido a pacientes en estado crítico, de acuerdo con el hospital.

“Se comporta muy bien cuando estoy haciendo los procedimientos” dijo Anklesaria sobre su bebé por nacer, quien hasta el momento no le ha dado ningún problema. Asegura que sería, en verdad, delicado estar haciendo una intubación de pacientes críticos y de repente sentir una patada agresiva.

Las jornadas de trabajo de la futura mamá son de 12 horas y arranca desde las 7 am. La especialista dedica cuatro días a la atención de pacientes de coronavirus y los otros dos realiza consultas a pacientes con enfermedades pulmonares.

La rutina de la especialista en medio de la pandemia comienza con una rigurosa preparación en la que se protege de pie a cabeza antes de entrar a la sala de coronavirus que lidera.

Para algunos otros sería impensable trabajar con los pacientes más necesitados en medio de la crisis de salud, pero a Anklesaria lo que más le preocupa de hacerlo es que su bebé reciba las tensiones o frustraciones que tiene que afrontar.

"No estaba tan preocupada como mucha gente pensaba que estaría. Y, de hecho, ninguno de nuestros intensivistas estaba tan preocupado. De alguna manera lo tomamos como nuestro trabajo, es para lo que hemos sido entrenados”, aseguró la especialista.

“Estamos más que felices de hacerlo y todos somos lo suficientemente afortunados de trabajar en un sistema que nos brinda la protección adecuada para hacer nuestro trabajo. Si no lo hacemos nosotros ¿quién lo hará?, añade la doctora al referirse a su misión diaria.

En cuanto a su embarazo, la doctora investigó y se aseguró de que su trabajo no tendría ningún efecto en su bebé. Se dijo a si misma, a su esposo y superiores que mientras ella tuviera la protección adecuada, continuaría trabajando.

"La clase socioeconómica a la que servimos, las personas tienden a vivir en espacios cerrados, realmente no tienen el privilegio de un buen distanciamiento social y como resultado tienden a infectarse más", dijo Anklesaria.

La doctora confesó sentirse preocupada por las condiciones en las que su niño nacerá. Lamenta las limitaciones sociales y familiares, ya que su familia no puede visitar al niño mientras exista la amenaza de la pandemia.

Y para quienes se estén preguntando por el nombre del bebé, la doctora aseguró: "no, no se llamará Corona, Coronavita o Covid".

Según los datos del Departamento de Salud Pública del condado, las personas que viven en las zonas de mayor pobreza del condado de Los Ángeles han sido afectados por el coronavirus el doble frente aquellos que viven en zonas más privilegiadas.

El coronavirus en California: los números de una pandemia que transformó a un estado

Loading
Cargando galería

Con la información de Reuters.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés