null: nullpx
Cárcel

Senado de California aprueba una ley que prohíbe que ICE expanda sus cárceles para indocumentados

La propuesta de ley pide que no haya más espacios en los centros para inmigrantes hasta el año 2027 y le exige a la Procuraduría estatal que supervise el trato a los detenidos.
15 Jun 2017 – 7:12 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El Senado de California aprobó este jueves una propuesta de ley que prohíbe la expansión de las cárceles para indocumentados y requiere un nuevo monitoreo sobre el trato que dan a los inmigrantes, debido a múltiples señalamientos de abusos, negligencia y malas condiciones.

El proyecto legislativo AB 103 recibió luz verde con 25 votos a favor y 11 en contra y ahora ha sido enviado a la Asamblea estatal para que sea también allí votado y quede en manos del gobernador la aprobación final.

Esta iniciativa se presentó después de un informe de la Oficina de Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que encontró que cientos de inmigrantes alojados en la cárcel Theo Lacy, en el condado de Orange, recibieron comida podrida y castigos severos.


"Sabemos que han ocurrido nueve muertes en estos centros de detención", dijo el senador Ricardo Lara, autor de la propuesta de ley, resaltando el reciente comentario del director de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) sobre que los indocumentados deberían vivir con miedo de ser deportados. "Eso corresponde a un mafioso. Dice exactamente lo que va a pasar", agregó el legislador.

Christina Fialho, cofundadora del grupo CIVIC (Iniciativa Comunitaria para Visitar a Inmigrantes en Confinamiento), aplaude que la AB 103 pone a California a la vanguardia en la defensa de los indocumentados. "Sería el primer estado en detener la expansión de las cárceles migratorias durante la administración Trump", dijo Fialho a Univision Noticias.

El proyecto de ley establece que las nuevas restricciones, incluida la supervisión estatal, entrarían en vigor inmediatamente después de su aprobación y permanecerían en vigor hasta el año 2027. El senador Lara señala que la iniciativa cuenta con el respaldo del gobernador Jerry Brown.

Si la AB 103 es firmada por Brown, la Procuraduría estatal sería responsable de monitorear una amplia gama de asuntos sobre los inmigrantes detenidos, incluyendo la aplicación del debido proceso y la atención médica.

Dentro de su jurisdicción no solo entrarían las cárceles de los condados y ciudades, sino además las instalaciones privadas, como Adelanto (en San Bernardino) y Otay Mesa (en San Diego).

Según Virginia Kice, vocera de ICE en Los Ángeles, la agencia ya inspecciona las cárceles que contrata y obedece los estándares de seguridad y protección que se exige para sus alojados. "Colocar limitaciones en las opciones de detención de ICE en California no impedirá que la agencia detenga a los infractores de las leyes migratorias", advirtió Kice.

"Simplemente significará que ICE tendrá que transferir a personas que se encuentren en California a centros de detención fuera del estado, a mucha distancia de sus familiares, amigos y representantes legales", agregó.

El ayuno en Adelanto

La aprobación de este proyecto de ley en el Senado de California sucede poco después de que nueve hombres y alrededor de 30 mujeres realizaron una huelga de hambre en la cárcel de Adelanto para solicitar mejor atención médica, que reduzcan sus fianzas, les den un trato digno y les permitan estar con sus familias.

El lunes, el grupo de hombres que protestó de esta forma fue reprimido con gas pimienta y aislado, según denunció uno de los huelguistas, Isaac López Portillo, un solicitante de asilo político.


Este miércoles, unas 30 mujeres se unieron al ayuno y, según la organización SureñXs En Acción, fueron amenazadas, aunque concluyeron su huelga durante la noche, luego de recibir atención médica.

"Les dijeron que les iban a tirar gas pimienta, que les quitarían sus pertenencias y que las iban a transferir a otros centros de detención”, confirmó a Univision Noticias Tristán Call, vocero del grupo.

Call mencionó que este jueves solo un hombre, quien se encontraba aislado, continuaba en ayuno y que otro grupo considerada retomar la huelga de hambre el viernes.

Desde que la cárcel de Adelanto abrió sus puertas en 2011 seis inmigrantes han muerto ahí. El caso más reciente es el del hondureño Vicente Cáceres, de 46 años y quien falleció el 31 de mayo debido a una deficiencia cardiaca durante un partido de futbol, según la versión oficial. El centroamericano fue uno de los 188 detenidos en un operativo de ICE.

Pero su viuda, María Isabel Juárez, afirma que su esposo era un hombre sano. "Él no estaba mal. Él no tomaba ningún medicamento", aseguró ella en una entrevista con Univision 34 Los Ángeles.


En fotos: Así es el centro de detención para inmigrantes más grande de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés