null: nullpx
Elecciones 2016

Sánchez y Harris protagonizan la histórica pelea demócrata por un puesto en el Senado de EEUU

La triunfadora reemplazará a demócrata Barbara Boxer, quien se retira después de seis períodos en el Senado.
6 Nov 2016 – 11:07 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- Aunque opacada por una contiende presidencial sin precedentes, la lucha electoral por una de las dos curules del Senado de Estados Unidos que le corresponden a California es también histórica: jamás habían competido por ese cargo dos mujeres y ambas demócratas, la procuradora general del estado Kamala Harris y la congresista Loretta Sánchez.

Ambas se enfrentan esta 8 de noviembre en una segunda vuelta electoral, luego que ambas obtuvieran la mayoría de los sufragios en la elección primaria del 7 de junio. Por primera vez, debido a un cambio en el sistema electoral californiano en 2012, dos aspirantes del mismo instituto político resultaron finalistas. Se trata de la competencia de más alto perfil desde que se implementó dicha reforma.

La triunfadora reemplazará a demócrata Barbara Boxer, quien se retira después de seis períodos en el Senado. Desde 1992 no estaba disponible un escaño de ese cuerpo legislativo para California.

La fiscal de talla ‘nacional’

Harris, nacida en Oakland, California, e hija de dos inmigrantes, una hindú y un jamaiquino, es el político de raza negra de mayor rango en el estado. De acuerdo a las encuestas, ella es la favorita entre los votantes de todos los grupos minoritarios, incluidos los hispanos.

Graduada de la universidad Howard, la funcionaria, de 51 años, comenzó su carrera en la Fiscalía del condado Alameda, en el norte de California. En 2003, Kamala se convirtió en la primera mujer, de descendencia asiática y negra, que tomó las riendas de la Procuraduría del condado de San Francisco. Siete años después, compitió y ganó el liderato de la Fiscalía general de California, donde aún sigue.


En su campaña por el Senado de EEUU, la procuradora estatal se ha comprometido a impulsar una reforma judicial, velar por los migrantes, ayudar a los estudiantes y proteger a los dueños de viviendas. “Una indicación de mi capacidad de ser audaz y ser un líder nacional es el historial de las cosas que he hecho”, expresó Harris en un debate que organizó una universidad angelina en octubre.

Los más de 14.5 millones de dólares que ha recaudado su campaña le han permitido comprar anuncios en la transmisión de la pasada Serie Mundial y otro a nivel estatal en el que el presidente Barack Obama le refrenda su respaldo.

La congresista ‘pro’ reforma migratoria

Sánchez, nació hace 56 años en la ciudad de Lynwood, California. Sus padres son inmigrantes mexicanos. Por casi dos décadas ella ha sido representante del sur de California en el Congreso. Desde 2013 ella es titular del Distrito 43, que abarca el condado de Orange. Dicha jurisdicción también estuvo bajo su responsabilidad de 1997 a 2003. Además representó el Distrito 47.

“Yo he dado los votos duros en nombre de los californianos”, afirmó Sánchez en el debate universitario en octubre. “Voté no a la guerra de Irak, no a la Ley Patriota, no al rescate de Wall Street que nos quitó nuestras viviendas. Soy la única que tiene experiencia en seguridad militar y nacional”, agregó.

Si gana la contienda, la congresista asegura que creará un acceso a una educación de calidad, que abogará por un mejor cuidado sanitario, que será impulsora de una reforma migratoria “integral”, que protegerá el medio ambiente y que hará lo posible por elevar el salario mínimo.


En el Congreso, ella se ha especializado en asuntos de Defensa y Seguridad Nacional. Sánchez también preside un comité sobre asuntos migratorios.

Sus arcas de campaña han recibido 4.5 millones de dólares, una cifra pequeña al tamaño de la contienda y no ha logrado colocar un anuncio televisivo de alcance estatal. De acuerdo a una encuesta sobre la intención del voto latino en el condado de Los Ángeles, que elaboró la Universidad Estatal de California en Los Ángeles (CSULA), Sánchez acapara el 42% del sufragio hispano en esta metrópoli.

Pero a nivel estatal las preferencias son encabezadas por Harris. Un sondeo de USC Dornsife/Los Angeles Times muestra que la procuradora estatal ganaría la contienda con un 48% de los votos californianos, mientras que Sánchez se quedaría atrás con el 31% de los sufragios.

Más contenido de tu interés